Internacional

Ucrania se prepara para la gran batalla del Donbás frente a Rusia

La remodelación de la cúpula militar rusa está destinada a corregir los errores cometidos en la ofensiva del norte, en Kiev

En preparación para una gran batalla en Donbás, Rusia está tratando de mejorar la coordinación entre varios grupos de su ejército. Sin embargo, la experiencia del recién nombrado comandante de las tropas rusas en Ucrania, General Alexander Dvornikov, en Siria podría ser irrelevante en Ucrania. Según dijo a LA RAZÓN el analista militar ucraniano Mykola Bielieskov, en Siria, las tropas rusas lucharon contra las milicias con armaduras ligeras. En Ucrania, la guerra es mucho más intensa con ambos bandos fuertemente armados. Entre los cuatro comandantes de distritos en Ucrania, Dvornikov fue el más activo en la preparación de la invasión en Ucrania. Sin embargo, según Bielieskov, todo el curso de la guerra en Ucrania muestra que la guerra real difiere dramáticamente del proceso de “dibujar flechas” en los mapas.

El intenso combate ha estado en curso en la región desde el comienzo de la invasión. Los ataques rusos fueron repelidos una vez más en la región de Lugansk el domingo. El gobernador de Lugansk, Sergiy Gaidai, dice que 60.000 soldados rusos se concentran cerca de Rubizhne y Popasna, mientras que se espera que lleguen más tropas de otras regiones de Rusia.

Imágenes satelitales de Maxar Technologies lo confirman al detectar un convoy militar de 12 kilómetros en la región de Jarkiv el viernes. Consiste en vehículos de varios tipos que transportan principalmente municiones para las tropas rusas que intentan romper la defensa ucraniana cerca de Izium. A lo largo de la campaña, estas columnas militares han sido en objetivos fáciles para la artillería ucraniana y los grupos móviles armados con misiles antitanque. En muchos casos, los misiles se transportan en automóviles ordinarios.

En un video publicado recientemente, la exdiputada ucraniana convertida en soldado Tatiana Chornovil demuestra un misil Stugna producido en Ucrania en el maletero de su sedán. Junto con dos soldados, opera la unidad móvil que apunta a los tanques rusos. Una Stugna pesa 30 kilogramos, que es la mitad de lo que pesa Tatiana.

El analista militar ucraniano Mykola Bielieskov dice a La Razón que el ejército ucraniano ya tiene 3 o 4 misiles antitanque por cada vehículo blindado ruso. Subraya que el suministro de una gran flota de vehículos para transportar misiles antitanque es una de las necesidades clave del ejército ucraniano en preparación para la batalla de Donbás. Se han asegurado cientos a través de donaciones separadas, pero se necesitan muchos más. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció el sábado que Ucrania recibirá 120 vehículos blindados, así como misiles antibuque de última generación, que ayudarían a repeler los intentos de desembarco en Odesa y Mykolaiv.

La artillería y la defensa aérea son otros dos factores clave que desempeñarán un papel decisivo para repeler el asalto inminente con Eslovaquia y Alemania considerando vender sus sistemas de artillería autónomos de largo alcance a Ucrania. Según el analista, las tropas ucranianas están preparadas y defenderán proactivamente atacando las concentraciones de las tropas rusas. Es muy poco probable que las tropas rusas logren romper la defensa ucraniana en Donbás. En todo caso, se abren camino muy lentamente, con grandes bajas, mientras alejan a los ucranianos.

Mientras tanto, Volodimyr Zelenski dice que su país aún no ha recibido suficientes armas de Occidente, y algunas de ellas llegan demasiado tarde. Previamente, pidió el 1% de los tanques y aviones de combate de la OTAN para intentar romper el cerco de Mariupol. Zelenski llamó a la ciudad “el corazón de Ucrania” en su entrevista reciente a Associated Press, y señaló que la posición de Ucrania se debilitaría mucho si Rusia logra capturarla por completo.

La ciudad es la última presencia ucraniana en la costa del Mar de Azov. Desde hace semanas se suceden enfrentamientos callejeros en diferentes barrios de la ciudad. Miles de civiles siguen atrapados, mientras que muchos otros han sido evacuados a la fuerza a Rusia después de que revisaron sus teléfonos en busca de signos de simpatía hacia Ucrania y su ejército. El veterano de la flota soviética y escritor de 78 años Yevgen Bal murió en Mariupol unos días atrás después de pasar tres días en cautiverio de las tropas rusas. Según su hija, que todavía está en Mariupol, fue detenido ilegalmente y luego golpeado solo porque era miembro del sindicato nacional de escritores de Ucrania y tenía una foto con los soldados ucranianos en su apartamento. La defensora del pueblo Liudmila Denisova también informa que el cineasta lituano Mantas Kvedaravicius, quien supuestamente murió en Mariupol hace varios días después de que su automóvil fuera alcanzado por un proyectil, en realidad fue baleado por las tropas rusas después de ser detenido por ellas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, pidió que se investiguen los motivos detrás de las atrocidades del ejército ruso en Bucha, señalando los años de deshumanización deliberada de los ucranianos y el encendido del odio hacia ellos por parte de la propaganda rusa. Según la oficina del Fiscal General de Ucrania, 1222 civiles han sido asesinados solo en la región de Kiev desde el comienzo de la invasión.

En un discurso bizarro reciente, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, dijo que la evidencia del supuesto nazismo en Ucrania se podía encontrar en los libros de recetas de cocina. Dijo que Ucrania quería ‘monopolizar’ el borsch, una sopa de remolacha muy popular en ambos países. Previamente afirmado como un plato tradicional ruso, las raíces ucranianas de la comida han sido redescubiertas por chefs tanto ucranianos como internacionales.

Mientras las batallas más intensas se libran en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, Rusia no deja de atacar ciudades en otras ciudades ucranianas. El principal centro industrial y financiero de Dnipro se ha convertido en el objetivo de repetidos ataques con misiles el domingo. Según su alcalde, su aeropuerto ha sido completamente destruido.

El bombardeo de la estación de tren de Kramatorsk, que dejó 52 muertos y cerca de 100 heridos, aumentó aún más las probabilidades de nuevas prohibiciones sobre las exportaciones de energía rusa a la UE. Francia está considerando una prohibición total de las importaciones de petróleo de Rusia, según dijo el Ministro francés de Finanzas y Economía Bruno Le Maire a CNN.