Internacional

La Armada rusa sufre su mayor humillación

El “Moskva”, buque insignia de la flota rusa en el Mar Negro, hundido por un misil “Neptune” ucraniano, aunque el Kremlim lo achaca a un accidente

Imagen de archivo del desturctor ruso "Moskva"en unas maniobras conjuntas en el Mediterráneo.
Imagen de archivo del desturctor ruso "Moskva"en unas maniobras conjuntas en el Mediterráneo.

Las tropas ucranianas anunciaron que habían alcanzado este miércoles el buque “Moskva”, tras atacarlos con misiles “Neptune”, lo que causó “graves daños”. La Marina de Rusia alertó de que era cierto de que había un incendio en la embarcación, pero aseguraron que se debía a la explosión de municiones dentro del barco.

“El barco resultó seriamente dañado. La tripulación fue evacuada por completo. Se están estableciendo las causas del incendio”, ha dicho el Departamento de Defensa en un comunicado, tal y como ha recogido la agencia de noticias Interfax.

Las autoridades rusas, que no han aclarado el lugar en el que se encuentra el buque ni el tipo de munición, han iniciado una investigación para aclarar el origen del incendio, tal y como ha informado el diario ruso ‘Kommersant’.

Mientras tanto, el jefe de la administración militar regional de Odesa, Maksym Marchenko, anunció en Telegram el miércoles que el ejército ucraniano alcanzó al crucero ruso “Moskva” con misiles, según informó la agencia Ukrinform.

La tripulación del buque 'Moskva', que opera en el mar Negro y que está dotado con misiles de crucero, ha tenido que ser evacuada tras registrarse un incendio provocado por la detonación de munición
La tripulación del buque 'Moskva', que opera en el mar Negro y que está dotado con misiles de crucero, ha tenido que ser evacuada tras registrarse un incendio provocado por la detonación de munición AP

“Los misiles Neptune que custodiaban el Mar Negro causaron daños muy graves al barco ruso”, dijo Marchenko.

El “Mosvka” ganó notoriedad a principios de la invasión a Ucrania por su posicionamiento en el Mar Negro. Según explican los informes, fue la embarcación que llegó hasta las Islas Serpiente, donde defensores ucranianos se resistieron a los rusos y uno de ellos soltó la frase “¡Vete a la mierda, barco ruso!” después de que les pidieran que se rindieran.

“Se ha confirmado que el buque de misiles ‘Moskva’ hoy fue exactamente donde fue enviado por nuestros guardias fronterizos en la Isla de las Serpientes”, dijo Marchenko en su canal de Telegram, refiriéndose a que Rusia se ofreció a rendirse ante los “defensores” de esta isla.

La embarcación cuenta con 16 lanzadores fijos para misiles antibuque P-1000, con un alcance de 483 kilómetros, tubos verticales para 64 misiles de defensa aérea S-300 con un alcance de 90 kilómetros y lanzadores de riel para 40 misiles Osa para autodefensa aérea. Se incorporó a la armada soviética en 1982, construida como una alternativa convencional a los buques de batalla de clase Kirov de propulsión nuclear.

Es sin duda, el más poderoso del Mar Negro, y comanda cualquier asalto naval en la región. Con una batería de misiles de 12500 toneladas, misiles antibuque y misiles de defensa aérea, su longitud es de 612 pies y tiene una capacidad para 500 personas a bordo, según Forbes. Además más tiene poderosas ametralladoras de 130 milímetros que pueden alcanzar objetivos a 24 kilómetros de distancia, torpedos y un helicóptero.

Fue clave en el asalto marítimo a Georgia en 2008, donde ayudó a proteger tres barcos anfibios que desembarcaron los batallones de infantería naval.