Internacional

Rusia advierte que tendrá lugar una “reacción militar proporcional” si Finlandia y Suecia entran en la OTAN

Los parlamentos de Helsinki y Estocolmo aprobaron el ingreso a la Alianza, aunque cuentan con el veto turco

Rusia justifica que la entrada de Suecia y Finlandia a la Alianza Atlántica “afectará negativamente” al estado político de Europa y no le agregará “estabilidad”
Rusia justifica que la entrada de Suecia y Finlandia a la Alianza Atlántica “afectará negativamente” al estado político de Europa y no le agregará “estabilidad” FOTO: MIKHAEL KLIMENTYEV/SPUTNIK/KREML EFE

Valentina Matviyenko, la presidenta del Consejo de la Federación (Cámara Alta del Parlamento ruso), ha advertido a Finlandia y Suecia, ante una más que posible adhesión a la OTAN, de una reacción militar “proporcional” y “adecuada”.

La rusa ha explicado que la entrada de estos países a la Alianza Atlántica “afectará negativamente” al estado político de Europa y no le agregará “estabilidad”. Apoya su afirmación en que “tanto Finlandia como Suecia son países que han demostrado neutralidad histórica”.

“En primer lugar, en términos militares, la reacción de Rusia será proporcional y adecuada a la presencia de la OTAN en los territorios de estos dos estados, a qué tipo de armas se desplegarán”, dijo Matviyenko en una entrevista con el periódico ruso ‘Izvestia’. No obstante, según recoge la agencia de noticias TASS, no especificó qué tipo de medidas militares llevaría a cabo.

“Me entristece que tal decisión de los dos estados pueda conducir a una disminución en el volumen de nuestra interacción y cooperación”, ha indicado, agregando que “habrá una oportunidad de reanudar el diálogo” cuando se complete la “operación militar especial”, en relación con la invasión rusa a Ucrania. Asimismo, según la citada agencia, ha argumentado que esta decisión “no es soberana” y que se ha tomado “bajo la presión de Occidente”, principalmente de Estados Unidos y los países que conforman la Alianza.

"Se está moviendo muy rápido. En un tema tan serio y significativo. Ni siquiera consideraron necesario realizar un referéndum para pedir la opinión de los ciudadanos de estos países", ha indicado Matviyenko.

Los parlamentos de Helsinki y Estocolmo ya han dado su visto bueno a adherirse a la OTAN, pero los treinta aliados todavía no han logrado el consenso necesario. El primer escollo es el veto de Turquía. Sin el apoyo unánime de la Alianza, Finlandia y Suecia no podrían entrar. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, incluso pidió a las delegaciones de ambos países nórdicos que ni se molestaran en intentar convencerles.

Erdogan recrimina a Suecia que se niegue a extraditar a “terroristas”, en alusión a personas vinculadas a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). “No nos dan a los terroristas pero piden que les aceptemos en la OTAN”, esgrimió en su discurso.

Además de las negativas de extradición, que también se extienden a supuestos aliados del clérigo Fetulá Gulen --acusado del fallido golpe de 2016--, Ankara afea a los dos países nórdicos los embargos armamentísticos impuestos tras la ofensiva militar turca en el norte de Siria.