Internacional

Invasión

Así son los sistemas de defensa Mamba que Francia ha instalado en Rumanía ante la amenaza de la guerra en Ucrania

El sistema tierra-aire de medio alcance será instalado para “proteger a la OTAN”

Israel dispara una batería de su sistema de defensa Iron Dome para interceptar un cohete lanzado desde Gaza.
Israel dispara una batería de su sistema de defensa Iron Dome para interceptar un cohete lanzado desde Gaza.larazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

Las autoridades de Francia informaron ayer del despliegue en Rumanía del sistema de defensa tierra-aire Mamba como respuesta a las amenazas que puedan plantearse en el marco de la guerra en Ucrania.

“Puede proporcionar una burbuja de protección en beneficio de las fuerzas que operan en la zona”, ha destacado el Estado Mayor Conjunto en un comunicado.

Según el portavoz de las Fuerzas Armadas francesas, Pascal Ianni, la “primera vocación” de este nuevo armamento es “proteger” una base aérea de la OTAN, que acoge a varios miles de soldados, según recoge la cadena de televisión TF1.

SAMP/T, también conocido como MAMBA en el ejército francés, es un sistema antimisiles diseñado para hacer frente a todas las amenazas aéres actuales y futuras, incluidos misiles de crucero, vehículos aéreos no tripulados y no tripulados y misiles balísticos tácticos de 600 km.

Operado por cien aviadores, el sistema tierra-aire de medio alcance MAMBA es un sistema de armas sofisticado que puede proporcionar una burbuja de protección en beneficio de las fuerzas que operan en el área de cobertura.

SAMP/T utiliza misiles Aster 30 Blok 1, cuya velocidad máxima es de 1,4 km / seg. Estos misiles tienen la capacidad de interceptar objetivos en altitudes entre 50 m y 20 km. Contra aviones que vuelan a altitudes superiores a los 3 km, el alcance máximo del misil Aster 30 es de 100 km. Contra aviones que vuelan a altitudes inferiores a 3 km, el alcance del Aster 30 es de 50 km.

Para aumentar la eficacia del sistema y satisfacer las necesidades de la Defensa Aérea y Antimisiles Integrada (IAMD) de la OTAN, está conectado e integrado a través de una conexión de datos tácticos con los sistemas de defensa y defensa antimisiles de Rumanía.

Rumanía, miembro de la Alianza Atlántica desde 2004, comparte cerca de 530 kilómetros de frontera con Ucrania, escenario de guerra desde la invasión rusa anunciada a finales de febrero.