Internacional

La fecha en la que Putin dejaría de ser presidente de Rusia por su “enfermedad”

Los rumores sobre su estado de salud avanzan con el paso de los días y en el país tampoco se ha descartado un golpe de Estado

El presidente ruso Vladimir Putin durante una reunión con el presidente de Bielorrusia Alexander Lukashenko
El presidente ruso Vladimir Putin durante una reunión con el presidente de Bielorrusia Alexander Lukashenko FOTO: Ramil Sitdikov AP

El pasado 24 de febrero, Rusia invadió Ucrania. Las tropas rusas, desde entonces, han causado una gran cantidad de estragos y atrocidades en el país vecino, tras el visto bueno del presidente Vladimir Putin. Desde esa fecha, el líder ruso ha estado más expuesto hacia la población internacional, que atenta a sus movimientos, se ha percatado de posibles problemas en su salud que han ido avivando los rumores sobre una hipotética enfermedad.

El antiguo mando de los servicios británicos, Richard Dearlove, ha dicho que “es probable que el presidente ruso esté enfermo y que será enviado a un sanatorio”, según recoge Mirror. En el podcast One Decision, el exjefe del Servicio de Inteligencia de Reino Unido ha indicado que Putin pronto dejaría el cargo para recibir tratamiento médico.

El alto exjefe del M16 indicó que la opinión de los expertos rusos puede estar cambiando, lo que podría indicar un cambio de pensamiento y actitud. “No creo que la opinión pública esté cambiando realmente todavía en Rusia, pero creo que la opinión de los expertos puede estar comenzando a cambiar”, ha dicho.

Así, afirma que la economía está “en un lío”, puesto que las sanciones “van a empezar a hacer efecto en los próximos tres a seis meses, y habrá una inflación muy alta y más allá de eso, militarmente es un completo fiasco”.

Los rumores comenzaron a principios de marzo, con el gran contraste de la cobertura entre el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, y el mandatario ruso. Mientras el ucraniano grababa todos los días vídeos, dando la cara por su país y liderando la defensa de la nación, nadie sabía dónde estaba Putin. El Kremlin no comunicaba desde dónde dirigía la invasión, varias fuentes cuestionaban su ubicación exacta y se llegó a poner entredicho su estado de salud.

Según una investigación sobre el deterioro del estado del dictador, la salud de Putin ha estado empeorando durante estos últimos cinco años. Así, el politólogo y profesor Valery Solovey, exjefe del Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, declaró en una entrevista que Putin tiene cáncer y también síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Por otro lado, la especialista británico-estadounidense en asuntos exteriores Fiona Hill afirmó en las redes sociales que “Putin no se ve tan bien, ha estado bastante hinchado”.

Leucemia, Parkinson... Son muchas las enfermedades que se han planteado como hipótesis. Entre otros signos, se ha podido apreciar su forma de caminar con el brazo izquierdo inmóvil, manchas oscuras, hinchazón o dificultad de andar.

Ante este hándicap para Rusia y la “decepcionante” gestión de la invasión de Ucrania, el general de división Kyrylo Budanov, de 36 años, afirmó que ya se ha puesto en marcha un golpe de Estado para derrocarle, el cual se podría producir a finales de verano, concretamente, en “la primera quincena de agosto”.

Mientras, Dearlove cree que “se habrá ido para 2023, pero para ir a un sanatorio. Y a partir de entonces ya no será el líder de Rusia”. “Esa es una manera de hacer avanzar las cosas sin un golpe”, ha añadido.