Internacional

Rusia prepara un genocidio en Ucrania, según el primer informe independiente

Zelenski advierte que Donbas puede volverse “inhabitable” a medida que Rusia avanza y reduce a cenizas las ciudades de la región

Rusia ahora está usando en Ucrania todas las armas más poderosas que posee, aparte de las armas nucleares.
Rusia ahora está usando en Ucrania todas las armas más poderosas que posee, aparte de las armas nucleares. FOTO: SERGEY KOZLOV EFE

Existe un riesgo “grave e inminente” de genocidio en Ucrania, advierte el primer informe independiente firmado por más de 30 expertos jurídicos e investigadores del genocidio. Cita el lenguaje deshumanizador utilizado por los funcionarios rusos que etiquetan a los ucranianos como “basura” y “bestias” y han negado repetidamente la existencia de una identidad ucraniana. También señala los asesinatos en masa, las violaciones y las deportaciones de ucranianos bien documentados, el bombardeo indiscriminado de zonas residenciales, así como el bombardeo deliberado de hospitales y corredores de evacuación. El informe hace un llamado a la comunidad internacional para que actúe, insistiendo en que “no queda tiempo” y señalando que 151 países están obligados bajo las convenciones de Genocidio a hacer todo lo posible para detener la tragedia que se desarrolla.

El informe llega mientras los políticos ucranianos continúan pidiendo más envíos de armas pesadas, lo que ayudaría a detener el avance lento pero destructivo de las tropas rusas en Donbás. Volodimir Zelenski acusó a Rusia de cometer un genocidio y advirtió en su discurso nocturno habitual que Donbás podría quedar “deshabitado” ya que el ejército ruso está arrasando las ciudades de la región con artillería y aviación como lo ya hicieron en Mariupol y Volnovakha. Según un asesor ucraniano, Myjaylo Podoliak, Rusia ahora está usando en Ucrania todas las armas más poderosas que posee, aparte de las armas nucleares.

Basándose en su superioridad en la cantidad y calidad de equipo militar, Rusia ha expulsado en gran medida a las tropas ucranianas de la ciudad de Lyman, donde aún continúan los enfrentamientos callejeros. Estar acercándose aún más a la ciudad de Severodonetsk, donde el ⅔ del perímetro de la ciudad ya está cerrado por las tropas rusas, según el gobernador de Lugansk, Sergiy Gaidai. Según el analista militar Mykola Bielieskov, el ejército ucraniano puede verse obligado a elegir entre aceptar el cerco y desviar una gran parte de las tropas rusas a la zona o tratar de retirar las tropas de la ciudad mientras que las rusas no han logrado un control total sobre el área adyacente. Además, las tropas rusas han retomado los intentos de ataque en dirección a Sloviansk desde Izium, donde el ejército ucraniano ha resistido la presión rusa en las últimas semanas.

Вибух снаряду у 30 метрах на Ювілейному мосту між Сєвєродонецьком та Лисичанськом

Rusia no puede utilizar libremente su aviación, ya que sus aviones son derribados regularmente tanto por la defensa aérea como por aviones de combate ucranianos. En un caso más reciente, un Su-35 ruso fue interceptado por un MiG-27 ucraniano en la región de Jerson. Sin embargo, Rusia continúa atacando objetivos civiles y militares con sus misiles de largo alcance. Uno de ellos golpeó una base de la Guardia Nacional de Ucrania en la región de Dnipro el viernes, matando al menos a 10 e hiriendo a 35 militares. Rusia ha estado bombardeando los cuarteles del ejército ucraniano en todo el país desde el inicio de la invasión, causando ciento de muertes.

Los rusos continúan aterrorizando a la población civil ucraniana en otras regiones. Al menos nueve personas murieron en el nuevo bombardeo de Jarkiv el jueves. El bombardeo fue el primero después de varias semanas de calma con la gente tratando de volver a una apariencia de vida normal. Miles de sus 1,5 millones de habitantes habían comenzado a regresar a la ciudad después de una exitosa contraofensiva del ejército ucraniano. El transporte local comenzó a operar por primera vez en meses hace varias semanas y la gente resurgió en las calles. Las estaciones subterráneas, que servían como refugios temporales, han reabierto. Una de las víctimas del bombardeo fue un bebé de 5 meses, que fue arrojado al techo de un edificio por la fuerza de la explosión. Su padre, que lo sostenía en brazos, murió de inmediato mientras su madre estaba hospitalizada en estado crítico.

El avance de las tropas rusas en el Donbás parece haber reavivado las discusiones sobre los objetivos de la invasión rusa, afirman fuentes del Kremlin citadas por el medio ruso en el exilio “Meduza”. Conquistar todo el Donbás sigue siendo su objetivo mínimo, pero algunos esperan apoderarse de Kyiv, a pesar del intento fallido de hace varios meses. Una fuente sugirió que Rusia espera “terminar con todo para el otoño”.

La inteligencia ucraniana advierte que los objetivos de Vladimir Putin en Ucrania varían todo el tiempo y dependerán del éxito de la resistencia ucraniana y de la unidad de sus socios internacionales para ayudar a Ucrania y debilitar a Putin y sus aliados en Rusia. Su representante Vadym Skibitskyi predice que Putin está listo para librar una guerra a largo plazo, al menos hasta finales de 2022.

El Kremlin acusó el viernes a Ucrania de estancar el proceso de negociación y a su presidente de “hacer declaraciones contradictorias”. Zelenski indicó anteriormente que estaba listo para reunirse con el presidente ruso para poner fin a la guerra y había intentado organizar una reunión en el pasado. Según él, Ucrania quiere “recuperar nuestras vidas” y “recuperar la vida de un país soberano dentro de su propio territorio”.