Internacional

Guerra

Putin amenaza a Occidente: “Atacaremos nuevos objetivos si llega más ayuda militar a Ucrania”

El presidente de Rusia acusa a los países occidentales de “dilatar la guerra” y asegura que lo único que se consigue es “alargar el conflicto”

El presidente de Rusia acusa a los países occidentales de “dilatar la guerra” y asegura que lo único que se consigue es “alargar el conflicto”.
El presidente de Rusia acusa a los países occidentales de “dilatar la guerra” y asegura que lo único que se consigue es “alargar el conflicto”. Platón Ilustración

Cuatro misiles rusos impactaron en dos distritos de Kyiv el domingo por la mañana en un recordatorio de que la capital de Ucrania sigue siendo un objetivo para el ejército ruso. Rusia afirmó que apuntó a un gran grupo de los tanques suministrados por Occidente. Ucrania aseguró que los misiles impactaron en una planta de reparación de vagones ferrocarril en Darnytsia.

Su director invitó a periodistas a hacer un recorrido por el territorio para comprobar que allí no había armas ni equipo militar y que sólo había trenes usados por Ucrania para exportaciones de cereales, ya que sus puertos son bloqueados por Rusia.

Vladimir Putin advirtió el día del ataque que Rusia apuntaría a objetivos que “no había atacado antes” si Occidente entregaba armas de mayor alcance a Ucrania. Aclaró que la entrega prevista de varios lanzacohetes múltiples HIMARS por parte de EE. UU. “no es nada nuevo”, ya que “reponen el stock de armas” y “tienen el mismo alcance que los sistemas que ya tiene Ucrania”. La viceministra de Defensa de Ucrania, Ganna Maliar, recordó que “la guerra entró en una fase prolongada y Ucrania necesitará un apoyo constante hasta su victoria”.

La guerra de Ucrania avanza a ritmo lento

Mientras sufre ataques con misiles, por ahora Kyiv no está amenazada por otro intento ruso de capturarla. La mayoría de las tropas rusas están comprometidas en un intento de capturar las regiones de Lugansk y Donetsk en el este. Sin embargo, la capital ucraniana sigue siendo un objetivo tanto militar como político para Rusia. Bielorrusia continúa acumulando tropas en las regiones vecinas. Puede estar preparándose para enviar sus tropas a Ucrania o tratando de distraer a las tropas ucranianas que se necesitan con urgencia en otros lugares para detener la invasión rusa.

Guerra en Ucrania
Guerra en Ucrania Teresa Gallardo

La situación en el este sigue siendo complicada para el Ejército ucraniano, ya que los rusos concentran allí la mayor parte de sus ataques de artillería y aviación. Rusia planea capturar la ciudad de Severodonetsk hasta el 10 de junio, afirma el gobernador de Lugansk, Sergiy Gaidai. También indica que las fuerzas ucranianas han logrado recuperar partes de la ciudad con el control sobre el área ahora dividida en partes iguales entre los oponentes. Los funcionarios ucranianos habían insinuado previamente que su ejército podría retirarse de Severodonetsk. Sin embargo, Ucrania ha reforzado sus tropas en la ciudad con varios de sus combatientes de la legión internacional combatiendo allí. Aunque el riesgo de cerco persiste, Rusia no ha logrado capturar la ciudad a pesar de concentrar un gran número de sus tropas allí durante semanas.

Mientras Rusia busca capturar la pequeña parte de la región de Lugansk que aún está controlada por Ucrania, continúa amenazando a la región de Donetsk. Las tropas ucranianas se han retirado de Sviatogirsk y de algunos otros pueblos al norte de Siverskyi Donetsk. Uno de los principales centros religiosos del este de Ucrania en Sviatogirsk ha sido atacado repetidamente por la artillería rusa. Cuatro monjes han perdido la vida. El sábado, su iglesia de madera se quemó hasta los cimientos, convirtiéndose en una de las 43 iglesias dañadas por los bombardeos rusos solo en la región de Donetsk. La noticia sobre la destrucción de la iglesia llevó a Volodymyr Zelenski a pedir la reacción de la ONU. El presidente ucraniano sugirió que los “terroristas” no pueden ser miembros de la UNESCO.

Mientras tanto, fuentes propagandísticas rusas confirmaron la muerte de otro general en Ucrania. Roman Kutuzov fue asesinado mientras “dirigía sus fuerzas al ataque” cerca de Popasna en la región de Lugansk. Una gran cantidad de oficiales rusos asesinados se explica por su participación activa en el mando de las tropas en la línea del frente.

Los residentes del Mariupol ocupado están experimentando una grave falta de agua debido a que la infraestructura de la ciudad fue destruida durante el asedio de los rusos. El vicealcalde Petro Andriushchenko afirma que las personas deben registrarse para obtener agua y solo pueden hacerlo una vez en dos días. Advierte que a medida que hace más calor, el riesgo de epidemias de cólera o disentería aumentará. Dada la falta de medicamentos e higiene, puede provocar miles de muertes en la ciudad destruida.

Los familiares de las defensoras de Azovstal piden que se preste más atención a la suerte de sus maridos e hijos a medida que se prolonga la espera por el supuesto canje de prisioneros. Los combatientes de Azov, infantería de marina, guardias fronterizos y policías depusieron las armas a mediados de mayo. Si bien el Comité Internacional de la Cruz Roja participó en la operación al principio, no está claro si sus representantes actualmente tienen acceso a los prisioneros de guerra ucranianos.