Internacional

Luto en Ucrania por los 200 soldados muertos cada día

El Ejército ucraniano admite que ha agotado sus reservas de munición y depende exclusivamente de la ayuda militar internacional para defenderse

Al igual que en todo el mundo, muchos ucranianos comienzan su día o aprovechan sus descansos del trabajo para navegar sus redes sociales. La realidad grave de la guerra continúa en la vida virtual, ya que en sus feed aparecen varias imágenes de soldados caídos y heridos. «¡Gloria a los héroes!», «Memoria eterna» y «Los héroes nunca mueren», con tales palabras los ucranianos intentan adormecer su dolor mientras expresan su pésame a los familiares y amigos de los fallecidos en las redes sociales. A menudo voluntarios de todos los ámbitos, en su mayoría (pero no solo) hombres en la flor de la vida, caen en las batallas a lo largo de los 1.000 km del frente. El Ejército ucraniano continúa reteniendo la presión de las tropas rusas en Donbás y está librando contraofensivas en Jersón y Járkiv.

Aunque no se habían publicado cifras oficiales de pérdidas ucranianas durante varios meses, todos entendían que debían ser muy altas. Ahora, los funcionarios ucranianos se están abriendo sobre el asunto. Myjailo Podoliak, un asesor del presidente ucraniano, reconoció ayer que hasta 200 soldados son asesinados cada día a causa de la superioridad rusa en artillería. Según otro consejero de Zelenski, el número diario de heridos alcanza hasta 800 soldados. Asimismo, el Ejército ucraniano admitió que solo tiene un sistema de artillería por cada 10-15 sistemas rusos. Se está quedando sin su propia munición de calibre 152 mm ya que utiliza 5.000-6.000 proyectiles todos los días. Por lo tanto, la importancia del armamento suministrado por Occidente es cada vez mayor.

Según Podoliak, Ucrania necesita hasta 300 sistemas de lanzacohetes múltiples, así como cientos de sistemas de artillería, para cambiar el curso de la guerra. Subraya que «hasta que Rusia sufra una derrota militar grave, no será posible ningún tipo de diálogo. Seguirán intentando apoderarse de parte de nuestro país».

Su afirmación sigue las palabras reveladoras de Vladimir Putin sobre los verdaderos objetivos de su invasión. El presidente ruso efectivamente reconoció que Rusia estaba librando una guerra territorial de conquista en Ucrania, dejando de lado afirmaciones anteriores sobre la supuesta amenaza de la ampliación al este de la OTAN o la necesidad de «desmilitarizar» Ucrania. Hablando a los jóvenes empresarios el jueves, se comparó con Pedro el Grande, un zar ruso del S. XVIII, quien libró una larga guerra con Suecia y conquistó el área donde más tarde construyó la ciudad de San Petersburgo. Afirmó que «Rusia simplemente devolvía lo que era nuestro» y lo vuelve a hacer. Si Rusia «se mantuviera firme en tales valores básicos», prevalecería, aseguró Putin.

Moscú había afirmado que estaba tratando de proteger a la población de Donbás y derrocar al Gobierno supuestamente «nazi» de Ucrania. Sin embargo, después de matar a varias decenas de miles de personas en la región oriental y en todo el país, Rusia está claramente integrando los territorios capturados. Nombra nuevas autoridades, intentando introducir el rublo ruso y detiene a todo aquel capaz de liderar la oposición. El medio indepediente ruso «Meduza» citó a fuentes del Kremlin que afirman que Rusia planea unir todo el territorio que controla en Ucrania, partes de las provincias sureñas de Zaporiyia y Jersón, en un solo distrito federal como parte de Rusia.

En su discurso en vídeo en la Cumbre de la Democracia de Copenhague, Volodimir Zelenski pidió que se sacara a Ucrania de la «zona gris» y se le diera la perspectiva de unirse a la UE. Expresó su desconcierto ante la vacilación de algunos de los países subrayando que «el 71% de la población de la UE está a favor de otorgar el estatus de país candidato a Ucrania». El Parlamento Europeo votó a favor de la moción esta semana con 438 votos a favor, 94 abstenciones y 65 votos en contra. Se espera que la Comisión Europea tome su decisión el 17 de junio.

Mientras tanto, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, afirmó que Rusia no tenía jurisdicción en la así llamada República Popular de Donetsk, en realidad controlada por Rusia, donde tres soldados extranjeros que combatieron por Ucrania fueron condenados a muerte el jueves. Ucrania asume que Rusia planea usar el destino de los soldados en las posibles negociaciones con Occidente. El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, visitó ayer Kyiv para discutir el apoyo que su país ha estado brindando a Ucrania.