Internacional

Las cinco claves de la cumbre de la OTAN en Madrid: invitados, lo que cuesta y los escenarios

El futuro de la organización y la guerra de Ucrania centrarán las reuniones entre los líderes de los 30 países aliados entre el 28 y el 30 de junio

NATO Alliance summit in Watford
Boris Johnson saluda al canadiense Justin Trudeau durante la cumbre de la OTAN en Watford en 2019 FOTO: YVES HERMAN Reuters

Por segunda vez en la historia, Madrid acogerá una cumbre de la OTAN. La invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de febrero ha trastocado una agenda que estaba centrada en el debate sobre el Nuevo Concepto Estratégico de la Organización. La solicitud de adhesión de Suecia y Finlandia a la Alianza Atlántica estará sobre la mesa siempre que Turquía levante su actual veto.

1. La agenda de la Cumbre de Madrid

Los aliados están convocados en Madrid para “discutir las preocupaciones de seguridad más apremiantes”, con la guerra en Ucrania en el centro, y “respaldar el nuevo Concepto Estratégico de la OTAN”.

En la víspera de la cumbre, el día 28 de junio, los Reyes ofrecerán una cena en el Palacio Real a la que están invitados los jefes de Estado y de Gobierno de todos los países participantes junto a sus acompañantes, como ya hicieron durante la cita de 1997, que también se celebró en Madrid y supuso la primera ampliación de la OTAN a tres países del antiguo bloque socialista (Polonia, Hungría y República Checa).

Pedro Sánchez será el anfitrión de la segunda cena, tras la primera jornada, que se celebrará en el Museo del Prado e incluirá una visita cultural por el mismo, según informa Europa Press. A ella están invitados los 30 miembros de la Alianza, pero también los países de la UE que no forman parte de la misma: Austria, Finlandia, Irlanda, Malta y Suecia.

La Reina Letizia ejercerá de anfitriona en la agenda paralela que se está preparando para los acompañantes de los líderes asistentes a la cumbre de la OTAN en Madrid. La mayor parte del programa serán eventos culturales tales como las visitas al Teatro Real, el Museo Reina Sofía, el Real Sitio de San Ildefonso o la Real Fábrica de Cristales de La Granja, Segovia.

2. Los asistentes a la cumbre

A la cumbre asistirán los jefes de Estado y de Gobierno de los 30 países aliados y también otros socios clave para la Alianza. Se trata de cuatro países de Asia-Pacífico invitados -Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur-, otros cuatro países miembros de la Unión Europea que no forman parte de la Alianza (Suecia, Finlandia, Austria e Irlanda). También estarán los titulares de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel.

Ucrania también estará formalmente invitada a la cumbre de Madrid, pero la asistencia de su presidente, Volodimir Zelenski, dependerá de la evolución del conflicto bélico y sus posibilidades para salir del país.

3. El lugar de las reuniones

El lugar escogido son tres pabellones del Palacio de Ferias y Congresos de Ifema, en Madrid, con más de 50.000 metros cuadrados. La capital se enfrenta a un despliegue de seguridad “sin precedentes”, el “más importante” de los que se han desarrollado en el país, en palabras del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

4. La seguridad

Ante un evento que reunirá a más de 5.000 personas, entre ellos algunos de los líderes mundiales más importantes, el Gobierno ha preparado el mayor dispositivo de seguridad en democracia. Más de 10.000 agentes, entre los que hay 6.550 policías nacionales, 2.400 guardias civiles, policías locales, bomberos, protección civil y seguridad privada, buscarán garantizar la “tranquilidad y la paz social”. De ahí el nombre de la operación, Eirene, la diosa griega de la paz.

Por todo ello se verá alterada la circulación en Madrid, que estará “prácticamente bloqueada”, según su alcalde, José Luis Martínez-Almeida. El Ayuntamiento ha recomendado a los ciudadanos reducir desplazamientos y recurrir al teletrabajo ante una situación “muy complicada”. No solo estará afectada la zona de IFEMA, sino también el centro, y especialmente el eje Prado-Recoletos-Castellana, donde se alojarán muchos de los delegados.

5. El coste

El presupuesto previsto por el Gobierno ronda los 30 millones de euros. Pero hay otra partida destinada a la cumbre. El Gobierno, también ha aprobado otro acuerdo para que el Ministerio del Interior adquiera el material necesario para llevar a cabo el dispositivo policial destinado a garantizar la celebración de dicha cumbre por importe de 1.956.564,52 euros.