Internacional

España liderará una iniciativa para sacar 8.000 toneladas de grano de Ucrania

Bruselas presentará en julio un plan de emergencia ante un posible corte de gas ruso

España aprovechó ayer la celebración de la segunda jornada de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete parar anunciar una iniciativa con la que poder sacar 8.000 toneladas de grano de Ucrania. El bloqueo de los puertos del Mar Negro está ocasionando que los buques no puedan trasladar los cereales y que algunas partes del planeta especialmente vulnerables estén en peligro de sufrir hambrunas.

Este proyecto liderado por España y en el que también participarán Polonia, Luxemburgo y Francia pretende establecer un corredor ferroviario que unirá Ucrania con los puertos de Tarragona, Barcelona y Cartagena. Una iniciativa de fuerte contenido simbólico, pero alcance limitado ya que fuentes diplomáticas calculan que ahora mismo 20 toneladas de cereal está bloqueadas en el puerto de Odesa. El transporte desde este enclave suponía el 90% todo el grano que exportaba el país antes de la guerra.

Aunque Bruselas lleva meses intentando poner en marcha este tipo de corredores solidarios establecer vías alternativas, los resultados están siendo bastante discretos debido a lo complicado de la empresa.

En cuanto a la iniciativa española, los trenes ucranianos que marchan sobre un ancho de vía diferente se desplazarán hasta la frontera polaca. Allí, y ya con un tipo de vía estándar, los trenes cruzarán Polonia, Alemania, Luxemburgo y Francia hasta los puertos españoles del Mediterráneo dónde el cereal se almacenará en silos. Desde allí, el grano podrá exportarse hasta el norte de África y el Magreb.

Nuevo “arma de guerra”

El máximo representante de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, aseguró este pasado lunes que Putin está utilizando el hambre como “arma de guerra”, aunque de momento no se están produciendo resultados tangibles sobre otra de las propuesta que circula en los pasillos comunitarios: la puesta en marcha de una misión naval, avalada por la ONU, para escoltar los barcos que no pueden salir del Mar Negro .

El proyecto español se pondrá en marcha el próximo 15 de julio y se calcula que durante el primer mes se puedan sacar 600 toneladas para alcanzar posteriormente las 8.0000 toneladas antes mencionadas durante los tres primeros meses de este corredor especial.

Alarma energética

La cumbre de ayer no sólo abordó las posibles consecuencias alimentarias de la guerra en Ucrania sino también las energéticas. Al término de la segunda jornada del encuentro, el Ejecutivo comunitario anunció que en el mes de julio presentará un plan para coordinar la respuesta de los países europeos a un posible corte total del gas por parte de Rusia. Según la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, actualmente 12 países europeos sufren interrupciones del suministro totales y parciales. Durante los últimos meses, Bruselas ha buscado vías de suministro alternativas lo que ha llevado a que EEUU haya aumentado en un 75% sus entregas de gas licuado este año si se compara con el anterior. En el caso de Noruega, esta cifra es más discreta y se sitúa en el 15%.

Además, la política alemana también anunció ayer que a finales de verano la Comisión Europea presentará una propuesta para reformar la fijación de precios en el mercado mayorista. Aunque Von der Leyen no dio ayer demasiados detalles sí que abrió la puerta a desacoplar el gas de la formación de precios del mercado, ya que actualmente este hidrocarburo marca el resto de las tarifas en las subastas del mercado mayorista, lo que encarece a otras fuentes de energía más baratas como las renovables o las nucleares. Ante el aumento de los precios de la energía, el Gobierno de Pedro Sánchez había defendido esta idea una y otra vez durante los últimos meses sin que la Comisión Europea y los países comandados por Alemania mostraran demasiado interés en una gran reforma del mercado. Alegaban que las propuestas españolas podían suponer un retroceso en la liberalización del mercado eléctrico e incluso poner en peligro el suministro.

Foros europeos

Un día después de que los Veintisiete concedieran el estatus de candidato a Ucrania, el club comunitario sigue abierto a la idea de crear un nuevo foro de discusión que incluya a los países cercanos a la UE que no necesariamente quieran formar parte del club. Un foro que pueda reunir en la misma mesa “desde Islandia a Ucrania” y que pueda debatir desde la defensa y la seguridad hasta la colaboración en ámbitos como el energético. Según reza el texto de conclusiones “este marco no remplazará las políticas e instrumentos existentes de la UE, especialmente la de la Ampliación y respetará plenamente la autonomía de la UE en la toma de decisiones”. Se espera que la primera reunión de este nuevo formato de países amigos de la UE pueda celebrar el próximo otoño, organizada bajo la presidencia checa.

El primero en plantear este debate fue el presidente francés Emmanuel Macron que defiende la necesidad de tender puentes tantos los países que se encuentran inmersos en el largo proceso de Ampliación para convertirse en miembros como la UE, como aquellos que no están interesados en serlo pero quieren estrechar lazos con el club europeo.