Internacional

Otro escándalo sexual para Johnson: un diputado ‘tory’ dimite por manosear a dos hombres borracho

El conservador Chris Pincher admitió que había “bebido demasiado” y que estaba avergonzado por lo que había hecho

Christopher Pincher, diputado del Partido Conservador británico, en una imagen de archivo
Christopher Pincher, diputado del Partido Conservador británico, en una imagen de archivo

El primer ministro británico, Boris Johnson, está recibiendo desde este viernes presiones de la oposición laborista para suspender a un diputado conservador tras salir a la luz que manoseó a dos hombres en un exclusivo club privado de Londres.

Chris Pincher dimitió anoche como uno de los encargados de la disciplina de la formación después de admitir que había “bebido demasiado” y que estaba avergonzado por lo que había hecho.

La diputada laborista Yvette Cooper, portavoz de Interior de la formación, pidió hoy la suspensión de Pincher como parlamentario “tory” mientras se investigan formalmente las acusaciones, que calificó de “realmente graves”. ”Se trata de una agresión sexual”, agregó Cooper a los medios.

Un portavoz de la residencia oficial de Downing Street dijo hoy que no “estaba al tanto” de que hubiera una investigación y que el primer ministro daba por zanjado el caso después de que Pincher presentase la dimisión.

Según el tabloide “The Sun”, Pincher estaba bebiendo en el club Carlton, uno de los más antiguos y exclusivos de la capital británica, cuando agredió el miércoles a dos invitados hombres. Otros parlamentarios conservadores se quejaron por el comportamiento inapropiado de Pincher, según el periódico.

En su carta de renuncia la noche del jueves al primer ministro, Pincher le dijo: “Anoche bebí demasiado” y “creo que lo correcto en estas circunstancias es que yo renuncie (...) se lo debo a usted y a las personas a las que he molestado”.

En declaraciones a la BBC, la laborista Cooper dijo que “es una total desgracia la respuesta de Boris Johnson, del gobierno. Estas acusaciones son realmente graves, se trata de agresión sexual”. ”Que el primer ministro crea que (Pincher) ha hecho lo correcto al renunciar, que no hay necesidad de una investigación, es una desgracia total. Necesitamos saber toda la verdad sobre lo que sucedió y cuáles son las acusaciones”, indicó Cooper.

Pincher entró por primera vez en la Cámara de los Comunes en 2010 por la circunscripción inglesa de Tamworth y, antes de ser uno de los encargados de la disciplina de la formación, fue secretario de Estado de Exteriores.