Internacional

Seis muertos por un desprendimiento de un glaciar en los Alpes italianos

El alud de nieve, hielo y roca ha provocado la apertura del glaciar y afectado a dos grupos de excursionistas que se encontraban en la montaña

Un helicóptero sobrevuela los Alpes suizos en una imagen de archivo
Un helicóptero sobrevuela los Alpes suizos en una imagen de archivo FOTO: SHEALAH CRAIGHEAD / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO SHEALAH CRAIGHEAD / ZUMA PRESS /

Al menos seis personas han muerto y ocho más han resultado heridas debido a un desprendimiento de rocas, hielo y nieve ocurrido en el monte Marmolada, en los Alpes italianos.

Las autoridades han desplegado cinco helicópteros, incluido uno especializado en rescate, y se han lanzado varios drones para la búsqueda de desaparecidos, informa la agencia de noticias italiana AGI.

El desprendimiento de roca ha provocado un alud de nieve, hielo y rocas que ha causado la apertura de una grieta en el glaciar y ha afectado a dos grupos de excursionistas, según las autoridades.

El presidente de la provincia autónoma de Trento, Maurizio Fugatti, se dirige ya a Canazei, donde se ha instalado un centro de operaciones para coordinar las labores.

Se está produciendo la evacuación de la zona por si se producen nuevos desprendimientos y se buscan posibles víctimas.

El desprendimiento, según las primeras informaciones de Salvamento Alpino, se habría producido cerca de Punta Rocca, en la vía de ascenso de la ruta normal para llegar a la cumbre donde había varios senderistas.

Temperaturas récord

Precisamente este sábado en la Marmolada se alcanzó el récord de temperatura, con unos 10 grados en la cima, explicó el presidente de la región de Véneto, donde se encuentra la parte del grupo montañoso de la Marmolada.

Zaia y el presidente de la región del Trentino Maurizio Fugatti, siguen constantemente la emergencia y Fugatti está llegando a Canazei, donde se ha establecido un punto operativo para gestionar la emergencia.

Según los testimonios, el trozo de glacial se partió en dos puntos y generó un derrumbe de casi trescientos metros de ancho que arrasó todo lo que había a su paso.

Escuchamos un ruido fuerte, propio de un derrumbe, luego vimos una especie de avalancha compuesta de nieve y hielo descendiendo a gran velocidad y ahí me di cuenta que algo grave había pasado. Con binoculares se puede ver la rotura desde aquí”, explicó a los medios uno de los gestores del refugio Castiglioni Marmolada, que presenció el accidente.