Internacional

Defensa

Así son los poderosos tanques Abrams M1 de EE UU: ¿mejor que los Leopards?

Estos carros de combate forman parte de la ayuda militar estadounidense para combatir la invasión de Rusia

Estados Unidos ha confirmado que varias unidades de carros de combate Abrams M1 han comenzado a llegar al puerto de Amberes-Bruges, en Bélgica. Estos tanques forman parte de la ayuda militar estadounidense para combatir la invasión de Rusia.

“El Ejército ha desplegado con éxito y seguridad equipos para elementos del tamaño de una brigada a través del puerto de Amberes-Brujas durante muchos años”, dijo el teniente coronel J.D. Tillman, comandante del 838.º Batallón de Transporte.

Según un comunicado de prensa del 21.º Mando de Sostenimiento del Teatro, estos vehículos comenzaron a llegar el pasado 21 de julio al puerto belga. El teniente coronel explicó que “es uno de los puertos más capaces del mundo”, así como “la excelente asociación” y “la profesionalidad de su mano de obra y el acceso a los medios de transporte de comunicación” hace que siga siendo “un puerto marítimo estratégicamente vital tanto para EE UU como para nuestros aliados de la OTAN”.

Aproximadamente 300 soldados y civiles del Ejército estadounidense operan desde el puerto para ejecutar la descarga segura y eficiente del equipo de la brigada. Asimismo, la Brigada trasladará aproximadamente 4.200 soldados y 2.700 equipos al teatro de operaciones europeo para sustituir a la 1.ª Brigada Blindada de la 3.ª División de Infantería, que regresa a los Estados Unidos. Esto incluye también docenas de estos tanques.

“La interoperabilidad es la clave de la visión del Ejército. No se trata solo de equipos y sistemas, sino también de procesos y relaciones”, explicó Matthew Rivera, teniente coronel y comandante del 39º Batallón de Transporte.

Este vehículo de combate principal constituye el primer medio blindado del Ejército de EE UU, así como de su Cuerpo de Marines. También es predominante en otros países, como Kuwait o Egipto. Su despliegue demuestra el compromiso “inquebrantable” del Ejército estadounidense con Europa y sus aliados de la OTAN, en respuesta a la invasión rusa en Ucrania.

Producido por General Dynamics, es un vehículo bien armado y fuertemente blindado, diseñado para la guerra acorazada. Sus características más notables residen en el uso de un motor basado en una potente turbina de gas, la adopción de un sofisticado blindaje compuesto, y un novedoso sistema de almacenaje de las municiones en compartimentos especiales.

Mientras el modelo principal puede llegar a pesar unas 54 toneladas, la versión más actualizada, el M1A2C SEP v3) puede pesar hasta 66,8 toneladas.

Según los expertos, el tanque Abrams “seguirá desempeñando un papel importante en el apoyo al avance de la infantería”, así como en el futuro “podría convertirse en un vehículo autónomo”.

Otros despliegues del Abrams M1

En enero de este año, Australia alcanzó un acuerdo comercial con EE UU para mejorar la flota de su Fuerza de Defensa, con la adquisición de vehículos y tanques a cambio de 2.500 millones de dólares estadounidenses. Las primeras unidades se entregarán a las fuerzas australianas en 2024, y se espera que los proyectos entre Washington y Camberra alcancen la capacidad operativa inicial en 2025.

Por otro lado, el Departamento de Estado de Estados Unidos autorizó en febrero, antes de que comenzara la guerra en Ucrania, la venta de un importante paquete de material acorazado, compuesto principalmente por 250 carros de combate M1A2 SEP v3. Así, la semana pasada, el ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, confirmó que ya han comenzado a llegar a Polonia algunos de estos tanques.

“Los 250 modernos tanques Abrams ya están en Polonia, lo que permitirá disponer de “una fuerza militar poderosa para disuadir a cualquier agresor”, relató el ministro polaco. El coste de los 250 tanques, que pertenecen a la versión moderna del modelo Abrams, es de unos 6.000 millones de euros.