Internacional

Las tropas de Putin comen animales de un zoo en Ucrania: avestruces, burros y un bisonte

Vecinos de la localidad de Yampil, en la región de Donetsk, relatan que los soldados rusos se valieron de varios ejemplares para alimentarse

Animales muertos en el zoológico de de Yampil, en la región de Donetsk
Animales muertos en el zoológico de de Yampil, en la región de Donetsk FOTO: VETMARKET Pluriton

Va a costar trabajo documentar toda la barbarie que deja la guerra en Ucrania. A la catastrófica situación humanitaria de éxodo, mortalidad y sufrimiento va a haber que añadir algún que otro episodio sórdido como el sucedido en la localidad de Yampil, en la región de Donetsk, donde las tropas rusas no dudaron en cobrarse la vida de varios animales del zoo para alimentarse.

Así lo han relatado al medio ucraniano “Variant” varios voluntarios que han acudido al parque de animales de Yampil después de que la localidad fuera liberada de la ocupación rusa el pasado 10 de octubre.

A su llegada al zoo, estos voluntarios no tardaron en comprobar el desolador aspecto que ofrecían los cuerpos mutilados de varios animales, los esqueletos y los distintos restos mortales.

“Los orcos —así se refieren a los rusos muchos ucranianos— se comieron muchos animales. Había un bisonte, que llegó a corretear por el pueblo. Luego lo mataron y se lo comieron. También se comieron varios burros y avestruces”, explican estos voluntarios, horrorizados por la estampa que ha dejado a su paso la ocupación rusa.

El zoológico de Yampil fue ocupado el pasado mes de abril, al igual que el resto del municipio. En el parque habitaban, entre otras especies, osos, camellos, antílopes, jabalíes, lobos, bisontes, nutrias, ciervos, puercoespines, tejones, ciervos, caballos, burros, cisnes, pavos reales, pelícanos y faisanes.

La crueldad con los lobos

Algunas de estas especies fueran evacuadas del zoo a espacios naturales próximos al parque. Pero otras se quedaron en el recinto, puesto que varios de los trabajadores del zoo fueron capturados por las tropas rusas cuando trataban de dar salida a los animales.

Los testimonios reunidos por el medio ucraniano aseguran que bastantes ejemplares han sido sacrificados por las tropas rusas y que otros han muerto desatendidos. Hablan de la pérdida, al menos, de dos camellos, dos burros, un canguro, un bisonte, algunos lechones, pájaros y lobos. Ese es el penoso balance que deja el paso del Ejército ruso por el parque.

“La situación de los lobos es terrible. Varios de ellos murieron agarrando su cuenco vacío en recintos cerrados. Sólo encontramos esqueletos. Estaban cerrados y apretados con redes, tuvimos que romper el candado“, explicó a “Variant” un voluntario llamado Vitaly dando a entender así la crueldad de las tropas rusas, que enjaularon y mataron de hambre a estos animales.

Ecocidio

Los voluntarios del zoo se centran ahora en recoger todas las pruebas posibles para que el peso de la ley caiga de alguna manera sobre Rusia. En Ucrania existe una legislación específica en relación contra los delitos animales y una entidad que se dedica a la protección del medio natural, “UAnimals”, también está racabando información sobre el dantesco episodio en Yampil.

El primer paso será presentar una denuncia a la Policía. ”Ahora, para abordar el problema, necesitamos publicidad y una denuncia a la policía. Actualmente estamos buscando un abogado que nos ayude a preparar la documentación. También estamos organizando un lugar para acomodar a los animales que fueron evacuados. Los alimentamos y brindamos la asistencia necesaria”, explicó Katya, una de las voluntarias que trata de revertir la situación en Yampil.

Vale la pena recordar que en el derecho humanitario hay poca protección para los animales atrapados en zonas de guerra, aunque en los últimos años ha habido presiones para incluir el “ecocidio” como delito a considerar en la Corte Penal Internacional.