Internacional

Rusia no ha logrado destruir un solo lanzador HIMARS de los entregados por Estados Unidos a Ucrania

Kiev ha recurrido a una vieja y sencilla táctica: engañar a los drones rusos con répicas de madera de estas armas, difícilmente detectables a 1.000 pies de altura

Dos lanzaderas HIMARS se desplazan por el norte de la región de Jersón, en Ucrana.
Dos lanzaderas HIMARS se desplazan por el norte de la región de Jersón, en Ucrana. FOTO: HANNIBAL HANSCHKE EFE

Si uno lee el canal oficial en Telegram del Ministerio de Defensa ruso (en inglés, por supuesto, mi ruso no da para tanto), cabría pensar que los sistemas lanzamisiles HIMARS entregados por Estados Unidos a las fuerzas armadas de Ucrania están sirviendo para poco. Basta ir leyendo el parte de guerra diario para ver cómo, a diario, los proyectiles lanzados con estas baterías han sido interceptados, cuando no directamente destruidas las lanzadores.

“Dos lanzadores del sistema estadounidense de cohetes de lanzamiento múltiple HIMARS fueron alcanzados cerca de Zaporozhye”, se aseguraba el 30 de octubre; “cerca de Staroverovka (región de Jarkov), dos instalaciones HIMARS MLRS de EE. UU., cuatro tanques, 15 vehículos, un depósito de municiones y 43 militantes ucranianos fueron neutralizados por un ataque con misiles”, se podía leer el día 29 del mismo mes; “13 proyectiles de HIMARS, Olkha y Uragan fueron interceptados en el aire sobre Antonovka, Novaya Kakhovka, Gruzsko-Lomovka y Svobodnoye (región de Jersón)”, el 3 de noviembre; “se interceptaron 17 proyectiles de HIMARS y Olkha MLRS en Gruzsko-Lomovka (República Popular de Donetsk) y Antonovka, Chernobayevka, Krynki y Maslovka (región de Jersón)”, hoy mismo... y así podríamos ir leyendo hacia atrás para ver los supuestos “éxitos” que vende Rusia sobre las armas estadounidenses.

Sin embargo, lo que sí parece claro es que la llegada de estos sistemas de defensa antiaérea han cambiado el pulso entre ambos ejércitos y han dado una ventaja en muchos casos a Ucrania. De hecho, según algunas fuentes el ejército ruso no ha logrado hasta ahora destruir ni uno solo de estos preciados sistemas.

Desde que llegaron por primera vez a Ucrania las primeras lanzaderas el pasado mes de junio, el ejército ucraniano los ha utilizado para atacar puestos de mando y depósitos de municiones, interrumpir concentraciones de tropas rusas y eliminar a oficiales de alto rango, segun informa el analista militar Max Hauptman en un artículo en el digital especializado en temas de defensa Task & Purpose.

Lo que se ve es que los ucranianos seleccionan sistemáticamente los objetivos y luego los golpean con precisión, logrando así un método preciso de disminuir la capacidad rusa”, dijo a los periodistas un alto funcionario de defensa de Estados Unidos en julio.

Rusia, por supuesto, ha afirmado haber contrarrestado eficazmente la amenaza de los HIMARS, afirmando en un momento dado que más de 100 cohetes HIMARS habían sido destruidos en la región ucraniana de Dnipropetrovsk (Ucrania tiene actualmente sólo 16 HIMARS suministrados por Estados Unidos en su arsenal).

Para proteger sus HIMARS, Ucrania ha recurrido a una vieja y sencilla táctica: falsos simulacros para engañar a los drones rusos. Por muy avanzado que sea el HIMARS real, una réplica de madera tiene un aspecto muy similar desde 1.000 pies en el aire. Aparentemente, está funcionando bien, ya que los HIMARS de Ucrania siguen invictos en el campo de batalla. Además, hay al menos 18 HIMARS más en camino, ya que Estados Unidos sigue enviando más sistemas de armas y munición a Ucrania.

“En cuanto a la incapacidad de Rusia para derribar con éxito un solo HIMARS, quién sabe: tal vez por eso al menos un sistema ucraniano brilla todo el tiempo”, dice Hauptman.

Así es el Himars, el lanzacohetes múltiple entregado por EEUU a Ucrania

El Himars, siglas de High Mobility Artillery Rocket System, es un sistema de lanzacohetes múltiple ligero diseñado por el fabricante estadounidense Lockheed Martin. Esta es una de las armas que Estados Unidos ha facilitado a Ucrania para hacer frente al avance de las tropas de Putin por el este del país. El Himars ha demostrado en las últimas semanas ser muy eficaz en el campo de batalla, convirtiéndose en uno de los principales quebraderos de cabeza del Ejército ruso.
El HIMARS es un sistema de lanzamisiles múltiple ligero montado en un camión desarrollado en Estados Unidos, capaz de cargar seis cohetes o un Army Tactical Missile System (ATACMS), misiles de la nueva familia de misiles tácticos medianos del Ejército de Estados Unidos. Se monta en una línea de vehículos de 5 toneladas, y puede lanzar la línea completa de municiones que el MLRS Multiple Launch Rocket System. El HIMARS tiene partes intercambiables con el MLRS M270A1, pero carga apenas la mitad del número de misiles que el anterior. La ventaja es que al ir montado sobre un chasis con ruedas en lugar de orugas este diseño ofrece una capacidad única de disparar y deslizarse que permite a los soldados posicionarse, atacar y reubicarse rápidamente después de disparar.
El vehículo es despegable desde un C-130 Hércules, lo que le ofrece una gran flexibilidad para ser enviado en cualquier momento a cualquier parte del mundo, y es un producto de BAE Systems Mobility & Protection Systems (formerly Armor Holdings Aerospace and Defense Group Tactical Vehicle Systems Division), el fabricante original OEM del FMTV. El sistema de cohetes es fabricado por Lockheed Martin.
Con un alcance reconocido y probado de hasta 300 km y una variedad de municiones futuras en desarrollo que ofrecerán un alcance extendido más allá de los 499 km, HIMARS ofrece ataques de precisión asequibles, rápidos y de largo alcance. Ofrece además una capacidad de disparo y desplazamiento que mejora la supervivencia de la tripulación y la plataforma en entornos de alta amenaza. HIMARS puede emplazar, disparar, reubicar y realizar recargas en cuestión de minutos, lo que reduce drásticamente la capacidad de un adversario para localizar y apuntar a HIMARS. El vehículo tiene un peso total de unos 11.000 kilogramos, prácticamente la mitad que su equivalente M270.