Deportes

Medio Ambiente

Innes FitzGerald, la Greta Thunberg del atletismo, prefiere renunciar a un Mundial y no contaminar viajando en avión

A pesar de tener solo 16 años, la atleta británica tiene muy claro que reducir la contaminación está muy por encima de su prometedora carrera

Innes FitzGerald
Innes FitzGeraldEngland AthleticsLa Razón

Innes FitzGerald tiene solo 16 años, pero ya tiene fuertes convicciones. La atleta británica acaba de renunciar al Mundial sub23 de Australia al considerar que el vuelo hasta Bathurst es demasiado contaminante. Sus ideas por delante de la gloria.

“Tener la oportunidad de competir por Reino Unido en Australia es un privilegio. Sin embargo, con gran pesar debo rechazar esta oportunidad. Cuando comencé a correr, la perspectiva de competir en el Campeonato Mundial de Campo a Través parecía simplemente un sueño. Sin embargo, la realidad del viaje me llena de profunda preocupación”, comentó a UK Athletics.

Los ideales de FitzGerald van mucho más allá de su competitividad en el campo a través. En el Europeo sub 20 celebrado en Turín el pasado mes de diciembre, donde fue subcampeona, la atleta inglesa se hizo popular precisamente por su ‘tono verde’. Se desplazó desde Exeter, su localidad, hasta Lille en autobús y después, tras un trayecto corto hasta París en bicicleta, pilló un tren con destino a Turín. Fue un viaje poco contaminante.

La joven británica rompió el récord de Gran Bretaña sub18 de 3.000 a principios de 2022. Fue invitada al Europeo sub18 de Jerusalén, pero declinó la invitación. No quería contaminar con el avión que le trasladara hasta Israel. Forma parte de una organización llamada ‘Champions for Earth’, que reúne a un grupo de atletas británicos cuyo propósito es alertar sobre los peligros del cambio climático.