Noticias destacadas

Tragedia

"¡Era el apocalipsis!": 40 muertos y 85 heridos al chocar dos trenes en Grecia que iban en la misma vía

La colisión se produjo entre un convoy con 350 pasajeros y uno de mercancías. Arrestado el jefe de la estación de Larissa

El choque de dos trenes en la localidad griega de Tempe, en la periferia de Tesalia, causó la muerte de al menos 40 personas y heridas a otras 85, según fuentes oficiales citadas esta madrugada por los medios. En los dos trenes, uno de pasajeros y otro de mercancías, viajaban unas 350 personas y 20 tripulantes, explicó la empresa ferrocarril "Hellenic Train".

Los trenes chocaron poco antes de la medianoche local (22.00 GMT) cerca de Tempe, una pequeña localidad situada en un valle donde se encuentra un túnel ferroviario, unos 300 kilómetros al norte de Atenas. Varios vagones descarrilaron y al menos tres se incendiaron en el accidente.

Two trains collided in Larissa: 16 killed and dozens injured
Two trains collided in Larissa: 16 killed and dozens injuredACHILLEAS CHIRASAgencia EFE

Sesenta de los heridos, entre ellos 25 en estado grave, fueron trasladados a hospitales de Larissa, una ciudad situada a unos 270 kilómetros al norte de Atenas. El resto de los heridos, de menor gravedad, fueron trasladados a clínicas en Katerini y Salónica. Entre los heridos hay varios menores de edad, que viajaban en el tren nocturno entre Atenas y Salónica, los dos principales centros urbanos del país.

Según la prensa local, todo indica que los trenes -ambos operados por "Hellenic Train"- iban a gran velocidad en el momento del impacto, por lo que los respectivos conductores y otros miembros de las tripulaciones murieron en el accidente. Unas 250 personas que sobrevivieron al choque y resultaron ilesas o con heridas leves fueron trasladadas en autobuses hacia Salónica, situada a 130 kilómetros al norte del accidente.

Los expertos tratan de averiguar por qué se produjo el accidente. No se entiende que existiendo una doble vía en este tramo, el jefe de la estación de Larissa guió al tren de pasajeros por la vía de descenso en la que ya se movía el tren comercial. La prensa griega asegura que el jefe de estación de Larissa ha sido detenido por la tragedia. Según las primeras estimaciones, los cargos penales que probablemente se presentarán serán por delito grave de alteración de la seguridad del transporte, que conlleva penas que van desde los 10 años hasta la cadena perpetua.

Mariana Jane escribe en el periódico griego OEMA que "a pesar de los cientos de millones gastados durante los últimos 30 años en el ferrocarril griego, la ausencia de sistemas modernos de señalización y control remoto a lo largo de todo el eje ferroviario Atenas-Tesalónica" es una trampa mortal y añade que solo por "un milagro" no se han producido antes un accidente como el que ha tenido lugar en las últimas horas.

Los equipos de rescate, entre ellos unos 150 bomberos, continúan sus trabajos para liberar a los pasajeros atrapados en los vagones, y se teme que aumente el número de muertos. Varios miembros del gobierno griego estaban en la madrugada del miércoles de camino hacia el lugar de los hechos y hacia los hospitales en los que fueron ingresados los heridos. "El proceso de evacuación está en curso y se está llevando a cabo en condiciones muy difíciles debido a la gravedad de la colisión", explicó un portavoz del Servicio de Bomberos.

Un reportero enviado al lugar del accidente habló en una emisora de escenas "apocalípticas". Debido a la gravedad de la colisión, los restos de los dos trenes han salido despedidos a una gran distancia. Las primeras estimaciones apuntan a un error humano con los dos trenes circulando en la misma vía.

El gobernador de la región de Thessalia, Kostas Agorastos, dijo en declaraciones a ERT que los dos trenes se encontraban en la misma vía en el momento de la colisión. Sin embargo, también existe la posibilidad de que uno de los trenes haya descarrilado e invadido la otra vía en la que choco con el convoy, señaló el canal privado SKAI TV.

Por su parte, el alcalde de Tempo, Giorgos Manoli, ha asegurado que en los tres primeros vagones han desarrollado temperaturas de 1.200 a 1.500 grados centígrados. Cuarenta ambulancias se han apresurado al lugar del incidente atendiendo a los múltiples heridos, que han sido trasladados al Hospital Universitario de la ciudad de Larisa y al Hospital de la ciudad de Katerinis. Actualmente, más de 50 personas permanecen ingresadas.

En tanto, el representante de la compañía Hellenic Train, así como otro funcionario han sido llevados al Departamento de Policía de Larisa, según el citado medio. Además de los bomberos, la Policía y el Ejército se han movilizado para ayudar en las tareas de rescate, activando un protocolo de alerta según lo previsto en caso de tales accidentes, según la citada cadena.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, declaró este miércoles un duelo nacional de tres días por las víctimas de la colisión. A partir de hoy y hasta el próximo viernes se suspenden todas las celebraciones públicas y las banderas ondearán a media asta en todos los edificios públicos. El primer ministro griego viaja hacia el lugar del siniestro, mientras que también la presidenta del país, Katerina Sakelaropulu, visitara en breve la zona, informan medios locales.