MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
14:10
Actualizado
  • 1

GRU, el temido y secreto brazo del espionaje militar ruso

Skripal trabajó para esta organización, acusada de interferir en las elecciones de Estados Unidos

  • Igor V. Korobov, jefe del GRU
    Igor V. Korobov, jefe del GRU

Tiempo de lectura 2 min.

06 de septiembre de 2018. 05:06h

Comentada
Goyo G. Maestro 6/9/2018

ETIQUETAS

Durante años, la agencia de espionaje rusa más misteriosa ha sido el GRU, acrónimo en ruso del Departamento Central de Inteligencia. Creado en 1918 tras la Revolución Bolchevique y siempre bajo la tutela del Ministerio de Defensa, esta agencia de inteligencia se diferenciaba del popular KGB en la era soviética por sus métodos agresivos y su opacidad, hasta el punto de haber sido invisible para las autoridades occidentales durante décadas.

Su misión era la de proporcionar información sensible para las Fuerzas Armadas rusas. Poco trascendía a la opinión pública acerca de sus operaciones, pero en los últimos años ha quedado más expuesta que nunca al escrutinio público.

El envenenamiento del ex agente ruso Skripal y su hija ha sido el último caso, pero en 2016 ya fue señalada por su intromisión en las elecciones de EE UU, y en 2014 fue acusada de orquestar la toma de Crimea mediante soldados prorrusos con el rostro cubierto. Diversos investigadores señalan que agentes del GRU habrían supervisado el traslado de armas al este de Ucrania cuando el vuelo MH17 de un avión malasio con 298 pasajeros a bordo cayó derribado.

Mark Galeotti, experto en temas de seguridad relacionados con Rusia, ha asegurado que este organismo militar ha ido abarcando cada vez más protagonismo dentro del aparato de la Inteligencia rusa hasta acaparar nuevos ámbitos como el espionaje electoral y el económico.

El perfil trazado por desertores del GRU dibujan una organización con mentalidad de guerra y métodos criminales, acostumbrada a reclutar a sus efectivos entre la gente corriente del pueblo más que en el ámbito de los profesionales de élite bien formados y, por tanto, más proclives a posibles deserciones por su supuesta cercanía con Occidente. Sergei Skripal trabajó durante años para el GRU hasta que finalmente fue repescado por los servicios de inteligencia británicos del MI6. Los expertos creen que Skripal delató a decenas de espías de toda Europa a los que entonces se convirtieron en sus nuevos jefes. Según la información del «Journal of Defense Managament», reporta directamente al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y lo sitúa como la parte más oscura de la inteligencia rusa.

El GRU está dirigido desde hace dos años por el general Igor V. Korobov. En 2016 fue sancionado por Obama por su supuesta responsabilidad en el ataque a los servidores del Partido Demócrata en las elecciones que acabó ganando Trump. Y este mes de agosto, el fiscal especial Robert Mueller le imputó a él y a otros once funcionarios rusos por los mismos hechos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs