MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
10:23
Actualizado
  • 1

Hillary Clinton pide al Estado que publiquen sus correos electrónicos

  • Hillary Clinton el pasado martes
    Hillary Clinton el pasado martes
Nueva York.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de marzo de 2015. 01:26h

Comentada
Nueva York. 5/3/2015

Después de dos días de silencio desde que estallara la controversia sobre el uso de su dirección personal de correo electrónico para asuntos de Estado, la ex jefa de la diplomacia estadounidense y posible aspirante demócrata a la Casa Blanca respondió a través de las redes sociales. «Quiero que la opinión pública lea mis emails, he pedido al [Departamento de] Estado que los enseñe», anunció. La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, declaró que ser revisará la petición «siguiendo el proceso y las directrices habituales».

Hace dos meses, consejeros de la ex primera dama estadounidense entregaron al Congreso más de 50.000 páginas del correo electrónico privado de Clinton a petición del Partido Republicano. El portavoz conservador, John Boehner, acusó a Clinton de desproteger sus comunicaciones cuando el Gobierno federal estipula muy claramente que los cargos públicos deben tener un correo electrónico oficial. La existencia de esta cuenta de correo electrónico personal fue descubierta gracias a una investigación de un comité de la Cámara de Representantes que buscaba información sobre el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi (Libia) en 2012 a través de la correspondencia de Clinton y sus ayudantes sobre el suceso.

La controversia se desató después de que el diario «The New York Times» publicara el lunes un artículo en el que sugería que Clinton había violado las normas del Departamento de Estado y había puesto en peligro asuntos que afectan a la seguridad nacional. El artículo fue el primero de una serie de publicaciones que empezaron a especular con los motivos de la probable aspirante a la Casa Blanca para no abrir un correo electrónico oficial.

Según «The Washington Post», el presidente estadounidense, Barack Obama, firmó una ley el pasado noviembre que exige a los empleados del Gobierno federal que usan su cuenta privada para enviar a los sistemas de archivo oficiales esos documentos en un plazo de 20 días. El «Post» reveló esta misma semana que el dominio clintonemail.com (que utiliza Hillary Clinton) fue registrado el mismo día de 2009 en el que el Senado la confirmó como jefa de la diplomacia estadounidense. El escándalo surge cuando Clinton se consolidaba como candidata demócrata a la Casa Blanca en las presidenciales de 2016.

De ahí que sus rivales no hayan perdido tiempo en aprovechar el caso para atacar a su probable contricante en las urnas. El Comité Nacional Republicano (RNC, en sus siglas en inglés) pidió ayer al inspector general del Departamento de Estado que investigue el uso del correo personal de la ex secretaria de Estado pudo haber usado su cuenta privada para asuntos oficiales. El asesor principal del RNC, John Phillippe, escribió una misiva a las autoridades para pedir que la investigación se centre en si Clinton violó las políticas del Departamento al hacer uso de su cuenta privada, o si provocó que éste incumpliera su obligación de archivar las comunicaciones oficiales.

«Los estadounidenses merecen saber si las acciones de uno de sus funcionarios públicos de alto rango violaron la ley federal», señaló el político republicano. Phillippe llamó al Gobierno demócrata a actuar con transparencia y responsabilidad y pidió el esclarecimiento de todo lo relativo a dichas revelaciones.

Últimas noticias