MENÚ
martes 15 octubre 2019
04:11
Actualizado

Un ataque terrorista en el corazón de Nueva York deja cinco heridos

Caos en el transporte público después de que un bangladesí de 27 años tratara de inmolarse con un cinturón de explosivos en Times Square.

  • Vehículos de la policía permanecen a la entrada de la terminal de autobuses de la Autoridad del Puerto en Nueva York
    Vehículos de la policía permanecen a la entrada de la terminal de autobuses de la Autoridad del Puerto en Nueva York

Tiempo de lectura 4 min.

12 de diciembre de 2017. 08:48h

Comentada
Marta Torres Nueva York. 11/12/2017

Lo que habría podido convertirse en una masacre quedó, afortunadamente, en una chapuza. Una detonación a las 7:20 de la mañana de ayer hizo saltar las alarmas en Manhattan. Cinco personas resultaron heridas, la más grave de ellas el propio agresor, aunque su vida no está en peligro y permanece bajo custodia de las autoridades. El atacante hizo estallar un artefacto de fabricación casera en un túnel que conecta la estación de autobuses de la Autoridad Portuaria con Times Square, entre la Calle 42 y la Octava Avenida, en plena hora punta.

«Esto ha sido un intento de atentado terrorista. Gracias a Dios, el atacante no ha logrado su objetivo final, gracias a Dios, nuestros servicios de emergencia llegaron rápido para abordar la situación y asegurarse que la gente estaba segura», declaró el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Mientras, el presidente Donald Trump, aseguró que el intento de atentado es una prueba de la «urgente necesidad» de aprobar una reforma de la política migratoria en el Congreso. El presidente afirmó que el autor, Akayed Ullah, un bangladesí de 27 años, entró en Estados Unidos con un visado de reunificación familiar, beneficiándose de una política conocida como «migración en cadena», que, para Trump, «es incompatible con nuestra seguridad nacional».

Según la Policía, el autor del ataque frustrado aseguró actuar en nombre del grupo Estado Islámico, aunque hay que esperar a la investigación. Según habría confesado, decidió actuar motivado por las acciones israelíes en la franja de Gaza. El explosivo pareció resonar primero en toda la gran manzana y después en el resto del país. Tras el estruendo, llegó el humo, y entonces los miles de neoyorquinos que se encontraban en el lugar empezaron a correr. Pero, ¿hacia dónde? Estaban en uno de los túneles más largos del sistema de metro de Nueva York, que en ese momento se convirtió en una ratonera perfecta. Akayed Ullah, de 27 años, llevaba un «aparato explosivo improvisado de baja tecnología» atado a su cuerpo con velcro y tiras de plástico, según el comisario de la Policía de Nueva York James P. O’Neill. Cuando caminaba por el citado pasadizo se le detonó.

Un ataque terrorista en el corazón de Nueva York deja cinco heridos

Escaleras arriba se encontraba Alicja Wlodkowski, que estaba sentada en un restaurante y vio gente correr. «Una mujer cayó. Nadie se paró para ayudarla. Todos corrían como locos», explicó Wlodkowski, de 51 años. «Yo estaba allí. Parada. Les miraba. Tenía miedo. No fui detrás de la gente. No intenté ir a ningún sitio. Simplemente me quedé allí sin moverme», explicó Wlodkowski. Entonces, se empezaron a parar los trenes de la estación de Times Square, la más transitada de la ciudad y utilizada por una media de 200.000 personas al día. Un oficial de Policía empezó a pedir a los usuarios del tren R, que acababa de entrar en la estación tras la explosión en el pasadizo, que evacuasen todos los vagones. Primero, actuaron con calma y lo hicieron despacio. Una vez que subieron las escaleras y dejaron atrás la zona de las vías, empezaron a correr. De repente, apareció una marea de agentes de Policía, todos salidos de la nada. Gritaban a la gente. Daban órdenes. No podía haber nadie en las estaciones de metro. También se estaba evacuando la terminal de autobuses de Port Authority. Parecía una broma. ¿Querer hacer salir a los pasajeros en hora punta en minutos en una de las zonas más transitadas de Manhattan? Mientras, el tráfico se paralizaba en el túnel Lincoln, que une Nueva York con Nueva Jersey.

Un ataque terrorista en el corazón de Nueva York deja cinco heridos

Inmediatamente después de confirmarse el intento de atentado por el alcalde, la Policía de Nueva York aumentó la seguridad. «La misión de la Policía de Nueva York es mantener la seguridad en todos los intercambiadores de la ciudad, y en los puntos más transitados. Por eso vamos a aumentar la seguridad en toda la ciudad hoy [por ayer]», adelantó el alcalde en la rueda de prensa ayer. «Los neoyorquinos ya saben que si se ven fuerzas especiales con armas largas es para mantener la seguridad. Significa que la Policía de Nueva York está alerta. Sólo significa que están seguros», destacó De Blasio, que quiso hacer hincapié en que no había más amenazas de seguridad para la ciudad. Sin embargo, a nadie escapa que esta explosión se produce después de que un individuo se lanzase en una camioneta contra un grupo de peatones y ciclistas en la zona del oeste de Manhattan, donde terminó con la vida de ocho personas e hirió a una docena. En este caso, el conductor también le explicó a las autoridades que había llevado el ataque en nombre del grupo terrorista Estado Islámico.

Últimas noticias