MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
00:20
Actualizado

Irán derriba un dron estadounidense en Ormuz

Los Guardianes de la Revolución de Irán aseguran que el aparato “violó el espacio aéreo iraní” y esto es “un mensaje claro a EE UU

  • Imagen del dron derribado
    Imagen del dron derribado /

    Us Air Force

Beirut.

Tiempo de lectura 5 min.

20 de junio de 2019. 15:29h

Comentada
larazon.es,  Ethel Bonet.  Beirut. 20/6/2019

El derribo de un “dron” estadounidense cerca de Ormuz pero en espacio aéreo internacional ha vuelto a avivar las tensiones en el Golfo. El panorama de una guerra próxima se hace cada día más evidente . La Guardia Revolucionaria ha asegurado esta mañana que ha derribado un avión no tripulado estadounidense que sobrevolaba territorio iraní. Se trata de un «Global Hawk» que fue localizado en la provincia sureña de Hormozgan, a orillas del estratégico estrecho de Ormuz.

“Defenderemos las fronteras del espacio aéreo y marítimo iraní con todas nuestras fuerzas”, ha advertido Ali Shamkhani, secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán. “No importa la nacionalidad de la aeronave que cruce nuestro espacio aéreo”.

En declaraciones citadas a PressTV, el general iraní Hossein Salami calificó el derribo de “un mensaje a Estados Unidos” para dejar claro que las fronteras de la república islámica son “una línea roja”. Supone “un mensaje decisivo y claro” para que Estados Unidos respete “la integridad territorial, la seguridad nacional y los intereses vitales de Irán”, especificó. “Los defensores de las fronteras del Irán islámico mostrarán reacciones decisivas y directas a la agresión contra este territorio por parte de cualquier extranjero”, advirtió el comandante, citado por la agencia Tasnim, vinculada al cuerpo militar. Salamí recordó que las fronteras son “la línea roja” de Irán y que, aunque el país no está buscando una guerra con Estados Unidos, está “completamente preparado” para cualquier confrontación.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores calificó en un comunicado el movimiento de Estados Unidos de violar el espacio aéreo de Irán de “agresivo y provocativo”. “Damos una advertencia decisiva contra la entrada ilegal de cualquier objeto o aeronave extranjeros en el cielo del país, y contra cualquier violación del territorio de la República Islámica”, añadió la nota.

Sin embargo, la Armada de Estados Unidos negó hoy que el aparato no tripulado derribado, un dron MQ-4C Triton, se encontrara en el espacio aéreo de Irán, como denunció Teherán.

"Los informes que apuntan que la aeronave se encontraba sobre Irán son falsos", aseguró en un comunicado divulgado este jueves el capitán Bill Urban, portavoz del Mando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. (CentCom), responsable de las operaciones en Oriente Medio.

La nota confirma que el aparato fue derribado por un misil tierra-aire iraní, en torno a las 11:35 GMT del miércoles.

El MQ-4 Triton es un dron de vigilancia no armado que es capaz de operar en altitudes de hasta 18.000 metros y es una versión de la nave de reconocimiento RQ-4 Global Hawk, de la Fuerza Aérea.

El capitán Urban sostuvo que se trató de un "ataque sin mediar provocación contra un elemento de vigilancia que se encontraba en el espacio aéreo internacional".

Se trata del primer enfrentamiento directo entre Washington y Teherán desde que comenzó la escala de tensión entre los dos países después de que EE UU aplicara sanciones económicas para presionar a Irán. El derribo se produjo en la misma semana en la que el presidente Donald Trump ordenó el envío de mil soldados más a la zona para hacer frente a la creciente amenaza iraní. “Irán no está buscando una guerra con ningún país, pero estamos plenamente preparados para defender la patria”, añadió el jefe de la Guardia Revolucionaria.

El dron entró en el espacio aéreo iraní en las primeras horas de este jueves, sobrevolando la región de Koohe Mobarak, en la provincia meridional de Hormozgan, informaron los Guardianes en un comunicado. La Guardia Revolucionaria, designada como grupo terrorista por Washington el pasado abril, denunció que el dron estadounidense "violó el espacio aéreo territorial iraní".

Esto ocurrió cerca del estratégico estrecho de Ormuz, por donde cruza una quinta parte del petróleo mundial, y a solo unos 80 kilómetros de los Emiratos Árabes Unidos y Omán. Este derribo coincide con un repunte de la tensión entre Irán y EEUU en Oriente Medio, donde Washington ha decidido enviar más tropas y reforzar su despliegue militar de buques y misiles en el golfo Pérsico.

La crisis ha escalado asimismo tras un par de ataques a buques cisterna y petroleros en el estrecho de Ormuz, el último de ellos hace una semana, de los que Washington responsabiliza a Teherán. Las autoridades iraníes han negado su implicación en estos hechos y han asegurado que si quisieran bloquear el estrecho e impedir el tránsito de petróleo, como ya han amenazado, lo harían abiertamente.

Estas amenazas de Irán están motivadas por las sanciones que impuso EE UU a su sector petrolero el año pasado tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015, y que fueron reforzadas en mayo con el fin de las exenciones a la compra de crudo iraní.

Por ahora no ha habido reacción oficial estadounidense, aunque según informó la cadena ABC News, que citó a un funcionario estadounidense, Washington habría reconocido el incidente. Según la versión periodística, la nave que fue impactada este jueves por un misil tierra-aire es un MQ-4C Triton de la Armada de Estados Unidos. ABC News detalló que el MQ-4C Triton es un avión de vigilancia desarmado que es capaz de operar altitudes de hasta 60.000 pies y es una versión de la nave de reconocimiento RQ-4 Global Hawk, de la Fuerza Aérea.

Washington niega que el aparato estuviera en espacio enemigo. Hace unos días, el Departamento de Estado de EE UU ya informó de que Teherán había intentado interceptar otro dron y señaló que logró derribar un avión espía no tripulado desplegado por los rebeldes huthis yemeníes el pasado 6 de junio.

No es la primera vez que Teherán y Washington se enfrentan a causa de un avión espía. En diciembre de 2011 los mandos militares iraníes informaron del derribo de un avión no tripulado estadounidense al este del país, en la frontera con Afganistán. En esa ocasión fue un RQ-170, una aeronave de reconocimiento desplegada por Estados Unidos en el frente ‘Af-pak’ y utilizada para detectar objetivos de futuros ataques. Entonces, como ahora, la noticia se produjo en plena escalada de tensión con Occidente tras el asalto a la embajada británica en Teherán. Irán interceptó el aparato sin causarle graves daños.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs