MENÚ
martes 22 octubre 2019
17:42
Actualizado

Irán en el punto de mira de EEUU, tras los ataques a refinerías saudíes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní negó la implicación de su país en los ataques de sábado

  • Refinería de Aramco en Arabia Saudí/AP
    Refinería de Aramco en Arabia Saudí/AP

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2019. 20:36h

Comentada
Ethel Bonet (Beirut).  15/9/2019

ETIQUETAS

Como se preveía, el ataque del sábado contra dos refinerías de Aramco en Arabia Saudí ha vuelto a poner a Irán en el punto de mira de Estados Unidos. La administración de Donald Trump acusó a Teherán de estar detrás de los ataques contra el gigante del petróleo saudí, que ha afectado a la producción, con una reducción al 50% y, por consiguiente, a una subida del precio petróleo en los mercados.

Si bien el acto de sabotaje contra Aramco fue reivindicado por la organización rebelde hutí del Yemen, para el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, no hay duda de que el

ataque fue obra de la Guardia Revolucionaria de Irán.

“En medio de todas las llamadas de desescalamiento, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo. No hay evidencia de que los ataques vengan de Yemen”, sentenció Pompeo en un mensaje en su cuenta de Twitter. ”Teherán es responsable de cerca de 100 ataques en Arabia Saudita, mientras que Rohaní y Zarif fingen comprometerse diplomáticamente” apostilló el secretario de Estado.

La retórica belicista del “terrorista” (según Washington) cuerpo de elite iraní no se hizo esperar y un alto cargo de los guardianes de la revolución amenazó a EEUU de estar listos para la guerra.

"Además de las bases americanas en la región, tenemos todas sus embarcaciones, incluidos buques de guerra, a una distancia de hasta 2.000 kilómetros al alcance del fuego de nuestros misiles”, confirmó Amir Ali Hayizadeh, comandante de la División Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria. El mando iraní citó como eventuales objetivos los buques de guerra estadounidenses en el mar de Omán y sus bases militares en Catar y Emiratos Árabes Unidos.

"En cualquier punto en el que estén, es suficiente que se prenda la chispa de la guerra para que ataquemos sus naves", advirtió Hayizadeh.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní negó la implicación de su país en los ataques de sábado. El portavoz de dicho ministerio, Abbas Mousavi, denunció que las acusaciones de Pompeo obedecen a "acusaciones ciegas" y carecen de "un mínimo de credibilidad”. Mosavi denunció planes de las agencias de inteligencia para destruir la imagen de Irán.

Con las elecciones israelíes a la vuelta de la esquina, la acusación sin fundamento de EEUU a Irán podría interpretarse como maniobra electoral a favor del dirigente derechista Benjamin Netanyahu, que apoya la intervención militar contra la república islámica.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs