Internacional

Irán regresa a la carrera para convertirse en potencia nuclear

Según el portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán elevará su nivel de enriquecimiento de uranio hasta un nivel del 5%

Según el portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán elevará su nivel de enriquecimiento de uranio hasta un nivel del 5%

Publicidad

Tal y como había prometido el presidente Hasan Rohani, Irán ha comenzado este domingo a enriquecer uranio por encima del límite fijado en el acuerdo nuclear de 2015, es decir más del 3,67 por ciento, lo que eleva aún más la tensión con Estados Unidos.

Interpretándose como un órdago a la comunidad internacional más que una amenaza real, las autoridades iraníes han dicho que aún no han cerrado la puerta a las negociaciones pero que de no haber cambios significativos se acabará la vía diplomática. "Nuestro ministro de Exteriores ha enviado una carta a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini en la que se le informa de los detalles", anunció ayer en rueda de prensa el viceministro de Exteriores, Abbas Araghchi.

"La reducción de nuestros compromisos con el pacto es acorde con nuestro deseo de protegerlo, en vez de destruirlo. Este curso determina nuestra presencia dentro del pacto. Respetamos a quienes lo cumplen”, declaró.

No obstante, Araghchi insistió en que si no se encuentra una solución, pasado el plazo de 60 días, “comenzaremos la tercera etapa"del plan para reducir los compromisos de Irán con el acuerdo de 2015.

Publicidad

Según el portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandí, Irán elevará su nivel de enriquecimiento de uranio hasta un nivel del 5% para producir combustible para las centrales eléctricas. El portavoz insistió en que Irán está preparado para enriquecer su uranio “hasta cualquier nivel y en cualquier volumen”.

Irán ya dio el primer paso para romper con sus compromisos nucleares cuando el primero de julio sobrepasó el límite de 300 kilogramos de uranio poco enriquecido que tiene autorizado, una acción que fue confirmada también por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Publicidad

Desde entonces la maquinaria diplomática está a toda marcha para intentar salvar el acuerdo e impedir que Irán pueda desarrollar la bomba atómica. Por ese motivo, la OIEA elebrará una reunión extraordinaria el 10 de julio, a solicitud de los Estados Unidos, para hacer un balance de las exenciones del acuerdo anunciado por Teherán. Este es uno de los elementos de la respuesta iraní a la decisión anunciada en mayo de 2018 por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar unilateralmente a su país de este pacto y restablecer las sanciones contra Irán.

Las sanciones económicas de EEUU han llevado a la economía iraní a una fuerte recesión. Ante la presión internacional, Teherán reaccionó en un primer momento mostrando una "paciencia estratégica"para dar tiempo a los otros firmantes del pacto que actuaran para garantizar los intereses económicos de la República Islámica. Agotándose la “paciencia estratégica”, Irán empezó con una campaña de “sabotaje” contra el mercado del petróleo mundial en el estrecho de Ormuz, elevando así aún más las tensiones con EEUU y poniendo la situación al limite de una guerra.

La decisión de Irán de aumentar el enriquecimiento de uranio ha puesto en alerta a sus enemigos regionales. “"Irán ha violado su solemne promesa ante el Consejo de Seguridad de la ONU de no enriquecer uranio más allá de cierto nivel", lamentó el

el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien tildo de “medida muy, muy peligrosa"la decisión e Teherán.

"Hago un llamamiento a mis amigos, a los jefes de Francia, Gran Bretaña y Alemania: ustedes firmaron este acuerdo y dijeron que, tan pronto como [los iraníes] den este paso, se impondrán sanciones severas; esa fue la resolución del Consejo de Seguridad. ¿Dónde están?", increpó el primer ministro en funciones.