MENÚ
martes 23 julio 2019
14:51
Actualizado

Johnson y Hunt se disputarán el cargo de primer ministro británico

Johnson, claro favorito en las encuestas, recibió el respaldo de 160 de los 313 diputados conservadores, por delante de Hunt, que obtuvo 77 apoyos

  • Jeremy Hunt y Boris Johnson/Ap
    Jeremy Hunt y Boris Johnson/Ap

Tiempo de lectura 4 min.

20 de junio de 2019. 21:29h

Comentada
Celia Maza 20/6/2019

ETIQUETAS

Desde que Theresa May se vio obligada a presentar su dimisión, el excéntrico Boris Johnson se ha posicionado como gran favorito para sucederla. La pregunta, por tanto, que dominaba estas primarias del Partido Conservador era quién sería el rival con el que tendría que competir en la batalla final. Pues bien, finalmente los diputados “tories” eligieron a Jeremy Hunt como su contrincante.

El actual ministro de Exteriores comenzó esta carrera por Downing Street en un discreto segundo plano. Pero, poco a poco, fue tomando peso y ayer quedó como finalista en la última criba que celebró la formación para elegir a los nombres que ahora se presentarán a los 160.000 afiliados, que son los que deberán elegir al ganador a finales de julio.

La jornada fue trepidante. En la primera votación de la mañana, el ministro de Interior, Sadij Javid, quedó eliminado y el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, quedó en segundo lugar, por detrás de Johnson. Fue entonces cuando cundió el pánico en el equipo del controvertido político de melena albina, ya que Gove era considerado el rival más peligroso. Entre ambos existe una gran tensión desde el gran enfrentamiento que protagonizaron en las primarias de 2016. Pero finalmente, en la última votación que se celebró por la tarde, Hunt logró superar a Gove por tan sólo dos votos.

Los resultados de la última criba quedaron de la manera siguiente: Johnson, claro favorito en las encuestas, una vez más, se posicionó como número uno con 160 votos, seguido del actual responsable de la diplomacia británica, con 77 votos, y luego del titular de Medio Ambiente (Gove), con 75 votos.

Muchos analistas consideran que Hunt ha logrado pasar a la batalla final porque los tories querían evitar a toda costa la guerra sucia que habría supuesto el duelo entre Johnson y Gove, con un duro cruce de acusaciones que habría debilitado aún más la imagen del partido, ya de por sí, castigado en las encuestas.

Es cierto que con las primarias “tories” nada está escrito hasta el último momento. Sin embargo, muy mal se le tendría que dar ahora a Johnson para no cumplir su gran sueño de mudarse a Downing Street.

Ahora, Johnson y Hunt deberán someterse a una elección entre los cerca de 160.000 militantes del partido, cuyo resultado se conocerá a finales de julio.

Los afiliados conservadores votarán por correo durante las próximas cuatro semanas entre los dos finalistas para elegir al nuevo líder de la formación, que heredará asimismo el despacho del número 10 de Downing Street que dejará vacante Theresa May.

La todavía jefa del Ejecutivo, que ganó unas elecciones generales en junio de 2017, anunció a finales de mayo su intención de dimitir, tras fracasar en tres ocasiones sus intentos de aprobar en el Parlamento el acuerdo del Brexit al que había llegado con Bruselas.

Los dos finalistas son partidarios de renegociar el Acuerdo de Retirada que Theresa May cerró con Bruselas el año pasado, el mismo que ya sido rechazado ya en tres ocasiones por sus señorías. Sin embargo, mientras que Hunt muestra una postura más moderada respecto al Brexit y no descarta una nueva ampliación de plazos, el ex alcalde de Londres asegura que materializará la ruptura con el bloque comunitario, con o sin pacto, para el próximo 31 de octubre, que es cuando termina la actual prórroga concedida por los Veintisiete. El excéntrico político también se plantea no pagar la factura acordada de divorcio hasta que Bruselas no mejore las condiciones de salida.

Últimas noticias