Kerry amenaza a Asad con aumentar el apoyo a los rebeldes si no negocia

El secretario de Estado de EEUU pidió al presidente sirio, Bachar al Asad, que se comprometa para lograr la paz y le advirtió de que, si no está dispuesto a negociar, Washington se planteará aumentar el apoyo a los rebeldes.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pidió hoy al presidente sirio, Bachar al Asad, que se comprometa para lograr la paz y le advirtió de que, si no está dispuesto a negociar, Washington se planteará aumentar el apoyo a los rebeldes.

En una rueda de prensa en Ammán, donde se celebra la reunión del denominado Grupo de Amigos de Siria, Kerry subrayó que si no se celebra la segunda conferencia de Ginebra, propuesta por Washington y Moscú para sentar en la mesa de negociaciones al régimen y la oposición, la violencia se recrudecerá en el país árabe.

"Si no podemos encontrar esa vía para avanzar; si el régimen de Al Asad es reticente a negociar (sobre los acuerdos de Ginebra de junio pasado) de buena fe, nosotros hablaremos también de nuestro apoyo creciente a la oposición para permitirle continuar su lucha por la libertad", aseguró Kerry.

El jefe de la diplomacia de EEUU subrayó que lo necesario ahora es implementar los acuerdos de la primera reunión de Ginebra y crear un gobierno de transición con plenos poderes ejecutivos.

Reconoció que esta vía es "compleja"y que "hay que lograr un equilibrio entre los diferentes intereses", pero subrayó que están comprometidos a unificar posturas para que se forme dicho ejecutivo.

Kerry se mostró dispuesto a "explorar todas las posibilidades"en esta conferencia de Amigos de Siria, que -recordó- pretende sentar las bases para la reunión de Ginebra, para la que todavía no se ha decidido fecha pero que probablemente tendrá lugar el próximo mes.

En la rueda de prensa, junto al jefe de la diplomacia jordana, Naser Yudeh, insistió en que el objetivo es frenar el derramamiento de sangre en Siria y que en la llamada Ginebra 2 se estudiará cómo llevar a cabo la transición sobre lo acordado el año pasado en la ciudad suiza.

Interrogado por el papel de Al Asad en esa transición, Kerry se preguntó si alguien que ha asesinado a más de 70.000 personas y ha empleado tanques y misiles contra mujeres y niños, entre otras acciones, tiene legitimidad para dirigir su país.

Sobre la regionalización del conflicto, señaló que el apoyo al régimen sirio sobre el terreno del grupo chií libanés Hizbulá y de Irán está "contribuyendo significativamente a esta violencia".

"El rol de Hizbulá es destructivo", dijo Kerry, que agregó que estos apoyos externos fomentan "las tensiones sectarias y perpetúan la campaña de terror del régimen contra su pueblo".

En la cita de hoy en Jordania, están presentes EEUU, el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Catar, así como el presidente interino de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), George Sabra.