Política

La debilidad separatista

La Razón
La RazónLa Razón

- Desde junio, los separatistas prorrusos empezaron a atacar helicópteros y aeronaves del Ejército con éxito. ¿Capturaron el armamento o fue suministrado por Rusia?

–Es seguro que muchas armas han sido suministradas por Rusia. Hay evidencias recogidas por la OTAN, no sólo por Ucrania. También han capturado arsenal al Ejército ucraniano. Por ejemplo, disponen de misiles manpads con los que se pueden derribar helicópteros, de producción polaca, que Polonia sólo vendió a Georgia, que después se quedaron los rusos en 2008, y ahora han aparecido en manos de los prorrusos en el este de Ucrania.

- En términos bélicos, ¿la mayor vulnerabilidad de los separatistas viene de parte de la aviación ucraniana, del aire?

–Pienso que sí. Estaban muy limitados. El Ejército ucraniano no puede bombardear ciudades como Donetsk o Lugansk, que están muy pobladas, pero la aviación ucraniana estaba limitando bastante su libertad de movimientos entre ciudades y también sus refuerzos desde Rusia. Por su parte, los prorrusos intentaron impedir al Ejército ucraniano reforzarse sobre el terreno. Por eso derribó la semana pasada un Su-25 y un Antonov-26 de transporte que además de tropas y armas llevaba suministros médicos.

- ¿En qué posición se encuentra el presidente Putin ahora?

–Está en una situación muy difícil. Aun así, acabo de llegar de Moscú de dar unas conferencias y es alucinante el apoyo que tiene de parte de la población rusa. Prácticamente todos los coches e incluso las personas llevaban el lazo de San Jorge, que se ha convertido en un símbolo de la lucha de Rusia para recuperar territorio. Internamente, no es sólo un problema de Putin sino de la sociedad rusa, que está siendo afectada por un elevado sentimiento nacionalista que es mucho peor que el patriotismo. Rusia está llevando a cabo una dura y agresiva campaña en contra de Ucrania. Dicho esto, pienso que el líder ruso se verá sometido a una enorme presión por apoyar a los separatistas y tratará de hacer cualquier cosa para diluir su responsabilidad del derribo y continuará apoyando a los rebeldes, pues su objetivo es crear un nuevo conflicto congelado como Abjasia o Transnistria en el este ucraniano.

*Director de la Fundación del ex presidente de Polonia Aleksandre Kwasniewski. Preguntas de Esther S. Sieteiglesias