MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
10:24
Actualizado

Italia inmoviliza el Open Arms por “anomalías graves” en el barco

El barco se encuentra en el Puerto de Empedocle, en Sicilia

  • El Open Arms, en el Puerto de Empedocle, en Sicilia/Ap
    El Open Arms, en el Puerto de Empedocle, en Sicilia/Ap

Tiempo de lectura 4 min.

23 de agosto de 2019. 01:23h

Comentada
Ismael Monzón 22/8/2019

ETIQUETAS

Las autoridades italianas mantendrán inmovilizado el Open Arms al comprobar que presenta “graves anomalías relativas a la seguridad de la navegación, a la normativa de la tutela del ambiente marino y a la adecuación del equipaje con procedimientos de emergencia previstos a bordo”. Lo indica la Guardia Costera italiana, que estuvo previamente inspeccionando el barco, en un comunicado enviado ayer. La nave de la ONG española se encuentra retenida en Puerto Empedocle, en la isla de Sicilia, después de que el fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, ordenara el desembarco inmediato de los migrantes y la incautación temporal del buque por motivos humanitarios.

Pese a las “anomalías graves” que indica la Guardia Costera, en realidad se trata de cuestiones logísticas que pueden ser resueltas en un breve plazo. Sin la nueva puesta a punto el Open Arms no podría volver a navegar, ya que según las autoridades italianas incumple la Convención SOLAS y MARPOL -relativas a la navegación-, pero se solucionaría con una serie de arreglos. En definitiva, no están acusando a la ONG de delitos relacionados con la inmigración ilegal. Cuando se conoció el auto del fiscal de Agrigento, los socorristas celebraron la decisión y aseguraron que la retención temporal del barco era un peaje aceptable.

En un primer momento se habló de un par de semanas en puerto. Es algo que ya le ha ocurrido a otras ONG. Hace un par de meses, el Sea Watch 3, de la organización alemana que lleva el mismo nombre, vivió una situación idéntica. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, impidió la entrada en puerto con 47 migrantes en Lampedusa. Finalmente, el desembarco se produjo por razones humanitarias tras una decisión de la Justicia. Y el barco fue incautado por unos días, hasta que solucionaron una serie de cuestiones formales como las que ahora les reclaman al Open Arms.

Tanto en el caso de la ONG española como en los muchos precedentes que ha habido, la Justicia italiana nunca ha apreciado ningún comportamiento ilícito en cuanto al tráfico de migrantes o a una hipotética relación con los traficantes, como han sugerido Salvini o Vox en España. Al contrario, los jueces siempre le han dado la razón a las ONG cuando se han visto en la tesitura de salvar vidas en el mar, ya que así lo exige el Derecho marítimo. En el reciente caso del Open Arms, el fiscal de Agrigento ha seguido la misma línea.

Mientras tanto, los 163 migrantes, desembarcados en distintas tandas, esperan para ser reubicados en Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y España. A nuestro país llegarán 15, una cifra que para el ministro italiano Salvini es insuficiente. “España, el país de bandera del barco y de la ONG, que había anunciado su disponibilidad de abrir sus propios puertos para la acogida, se muestra ahora disponible sólo para 15 de ellos”, dijo en un comunicado emitido por Interior. Desde este departamento aclararon que los procedimientos de reubicación se producirán en cuanto se complete la identificación de todos ellos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs