MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
21:45
Actualizado
  • 1

La ONU critica la «falta de compasión» de la UE, y la acusa de «dar la espalda» a los inmigrantes

Tiempo de lectura 4 min.

20 de abril de 2015. 19:12h

Comentada
20/4/2015

ETIQUETAS

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha afirmado este lunes que la última tragedia en aguas del Mediterráneo era "predecible" y ha criticado la "falta de compasión" de la UE, a la que ha acusado de "dar la espalda" a los más vulnerables que tratan de alcanzar Europa.

"Estoy horrorizado pero no sorprendido por esta última tragedia. Estas muertes, y los cientos más que las precedieron en los últimos meses, eran tristemente predecibles", ha afirmado Zeid en un comunicado. En su opinión, son "resultado de un fallo continuado de gobernanza acompañado por una monumental falta de compasión".

Tras elogiar la "valiente" operación 'Mare Nostrum' de Italia y su "exitoso esfuerzo por salvar vidas", el responsable de la ONU ha considerado que la actual operación 'Tritón' puesta en marcha por la UE "simplemente no es apta para el objetivo", puesto que está más pensada para "el control de fronteras y patrullar el mar que para salvar vidas".

"Dejar de rescatar a los inmigrantes en problemas no ha llevado a menos migración, ni de hecho a menos tráfico, sino simplemente a más muertes en el mar", ha incidido, reclamando que 'Tritón' sea "reemplazada de forma inmediata" por una "capacidad de búsqueda y rescate fuerte" en el Mediterráneo a nivel europeo, liderada por los estados y bien financiada.

Peligrosa travesía

"Repetidamente hemos subrayado que nadie que tiene alimentos para comer, que está a salvo de la tortura, la violación y la caída de bombas, que tiene atención sanitaria para su familia, educación para sus hijos y trabajo decente estaría dispuesto a embarcarse en estas peligrosas travesías", ha defendido Zeid.

En este sentido, ha rechazado que "los movimientos de hoy en día en el Mediterráneo son pocas veces enteramente 'voluntarios', en el verdadero sentido del término".

Así, ha opinado que "Europa está volviendo la espalda a algunos de los inmigrantes más vulnerables en el mundo y corre el riesgo de convertir el Mediterráneo en un amplio cementerio en lugar de reconocer que las economías y sociedades europeas necesitan el trabajo poco cualificado con el que los inmigrantes quieren desesperadamente contribuir, que los refugiados tienen derecho de pedir asilo, o que las familias tienen derecho de vivir juntos y abrir canales seguros y legales para su entrada".

En su opinión, es la falta de canales regulares junto con los férreos controles en las fronteras terrestres lo que ha hecho florecer un creciente tráfico de personas a través del Mediterráneo.

Liderazgo valiente

"Ha llegado el momento de que los políticos muestren un liderazgo valiente en esta cuestión, en lugar de unirse al clamor sin sentido de políticas disuasorias más duras", ha reclamado Zeid, incidiendo en que "no solo tales políticas no funcionan, sino que tienen costes inaceptables en términos de vidas humanas, sufrimiento humano y Derechos Humanos".

Zeid ha recordado que todos los inmigrantes, independientemente de su origen o punto de partida, tienen derecho a que se respeten sus derechos y ha llamado a la comunidad internacional a poner en marcha una "investigación independiente sobre estos acontecimientos" y a respaldar a su oficina en tal pesquisa.

"No les debemos menos a las decenas de inmigrantes que han sufrido la muerte, heridas y otras violaciones horribles de los Derechos Humanos en sus intentos por alcanzar Europa", ha remachado.

Últimas noticias