La Policía desatendió la llamada sobre un robo millonario en Londres

El inspector jefe Paul Johnson da explicaciones sobre el robo en la sede del Hatton Garden
El inspector jefe Paul Johnson da explicaciones sobre el robo en la sede del Hatton Garden

La policía británica admitió hoy que no envió a ningún agente el pasado fin de semana cuando se disparó una alarma en Hatton Garden, una compañía de cajas de seguridad cuyos clientes son principalmente joyeros, que sufrió un robo valorado en unos 285 millones de euros. Los ladrones desvalijaron 72 cajas de seguridad de la empresa, situada en el centro de la capital británica junto a diversas joyerías de lujo y que suele guardar en su cámara acorazada diamantes, oro y otros metales preciosos.

El robo se produjo durante la noche del Viernes Santo, si bien nadie se percató de los sucedido hasta la mañana del martes, cuando llegaron los empleados tras un lunes festivo en el Reino Unido.

La compañía que se encarga de la vigilancia de Hatton Garden Safe Deposit Company advirtió a la policía a las 23.31 GMT del viernes de que se había disparado una alarma, pero Scotland Yard consideró que no se requería su actuación.

Un portavoz policial aseguró hoy en un comunicado que "es demasiado pronto para determinar si la forma cómo se gestionó la llamada pudo influir en el resultado del incidente".

La policía está ahora "fotografiando la escena y recuperando pruebas con meticulosidad"para tratar de dar con los autores del robo.

Los ladrones se deslizaron a través de un hueco de ascensor para llegar al exterior de la cámara acorazada y utilizaron un taladro de obra para horadar las paredes de dos metros de grosor, reforzadas con cemento, que les separaban de las cajas de seguridad.