MENÚ
lunes 24 junio 2019
03:51
Actualizado

La guerra comercial sube de nivel al romper Google sus negocios con Huawei

La decisión llega tras la lista negra de Trump contra Pekín. Los móviles chinos se quedarán sin Android.

  • La sede de la empresa tecnológica Huawei en Pekín / Ap
    La sede de la empresa tecnológica Huawei en Pekín / Ap

Tiempo de lectura 2 min.

20 de mayo de 2019. 15:00h

Comentada
Angela Moon.  19/5/2019

Las amenazas de Donald Trump a China en el contexto de la guerra comercial y tecnológica que libran ambas potencias vivió ayer un nuevo capítulo. La multinacionales norteamericana Google suspendió todos sus negocios con Huawei que requieran una transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto los disponibles públicamente a través de licencias abiertas. Este movimiento supone todo un golpe a la compañía de tecnología china después de que Estados Unidos la pusiera en una lista negra en todo el mundo y de que promulgara restricciones que harán que sea extremadamente difícil para la empresa hacer negocios con sus homólogos de EE UU.

La medida podría obstaculizar el negocio de teléfonos inteligentes de Huawei fuera de China, ya que el gigante tecnológico perderá inmediatamente el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android de Google. La próxima versión de sus teléfonos inteligentes Android también perderá el acceso a servicios populares, como Google Play Store y las aplicaciones de Gmail y YouTube.

Los expertos cuestionan ahora la capacidad de Huawei para continuar operando sin la ayuda de EE UU. Los detalles de los servicios específicos afectados por la suspensión aún se estaban discutiendo internamente en Google, según la fuente consultada por Reuters.

Hay alrededor de 2.500 millones de dispositivos Android activos en todo el mundo, según Google. Pero esta compañía dejará de proporcionar a Huawei acceso, soporte técnico y colaboración que tenga que ver con sus aplicaciones y servicios patentados en el futuro. La empresa china dice que ha pasado los últimos años preparando un plan de contingencia mediante el desarrollo de su propia tecnología en caso de que se le bloqueara el uso de Android.

El resultado de la medida es que las aplicaciones de Google, como Gmail, YouTube y el navegador Chrome que están disponibles a través de la Play Store de Google, desaparecerán de los futuros teléfonos de Huawei, ya que esos servicios no están cubiertos por la licencia de código abierto y requieren un acuerdo comercial con Google.

Se espera que el impacto sea mínimo en el mercado chino, donde la mayoría de las aplicaciones móviles de Google están prohibidas. El negocio europeo de Huawei, su segundo mercado más grande, podría verse afectado ya que la empresa china licencia estos servicios de Google en Europa. «Tener esas aplicaciones es fundamental para que los fabricantes de teléfonos inteligentes sigan siendo competitivos en regiones como Europa», dijo Geoff Blaber, vicepresidente de investigación de CCS Insight. Reuters

Últimas noticias