MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

Las autoridades húngaras reflotan el barco turístico hundido en el Danubio

Los equipos de rescate recuperan cuatro cadáveres. En el “Hableany” había 33 personas a bordo cuando tuvo lugar el siniestro

  • Imagen de la aparatosa operación de reflotamiento en el río Danubio/ AP
    Imagen de la aparatosa operación de reflotamiento en el río Danubio/ AP

Tiempo de lectura 4 min.

11 de junio de 2019. 18:06h

Comentada

A primera hora de la mañana, sobre las 6 am, ha comenzado el reflotamiento del barco turístico hundido en el río Danubio, en Budapest, después de una colisión con un crucero suizo mucho mayor de tamaño que lo hizo volcar y posteriormente hundirse. Casi dos semanas después del naufragio de la embarcación “Hableany” (sirena), las autoridades húngaras han recuperado el casco, justo en la zona bajo el puente de Margarita, en pleno centro de Budapest.

La operación ha durado más de seis horas. Ha sido necesario bombear el agua del casco durante horas. Centímetro a centímetro y gracias a una enorme grúa flotante, ha sido posible izar el pecio del barco turístico hundido, embarcación en la que el 29 de mayo, a las 9 de la noche viajaban 33 surcoreanos y dos miembros de la tripulación húngaros.

Sólo siete surcoreanos lograron sobrevivir al accidente. Hoy los equipos de rescate han recuperado cuatro cadáveres de los ocho que continuaban como “desaparecidos”. La prensa local asegura que uno podría tratarse del capitán húngaro, debido al lugar donde han hallado el cuerpo. Según las mismas fuentes, también habrían encontrado el cadáver de la menor de las víctimas, una surcoreana de tan solo seis años que viajaba con su madre y sus abuelos.

Se trata de la peor tragedia en el río Danubio en los últimos 75 años.

Las operaciones de búsqueda para hallar a los otro cuatro desaparecidos continuarán. La zona de búsqueda se ha ampliado hasta 50 kilómetros (dirección de la corriente) del lugar en el que se produjo el naufragio del “Hableany”.

Naufragio en el Danubio

Investigaciones rodeadas de polémica

Los equipos de rescate entregarán el barco izado a la Policía, que seguirán investigando el choque, de consecuencias letales, que hubo entre el crucero “Viking Sigyn”, que llevaba a unas 200 personas a bordo cuando tuvo lugar el suceso el 29 de mayo. Ayer, la parte derecha y trasera del “Hableany” se veían dañadas.

Las investigaciones llevadas a cabo por parte de las autoridades húngaras están siendo objeto de críticas.

Según informan en la agencia de noticias surcoreana Yonhap, la Policía húngara permitió al crucero -de una empresa turística suiza especializada en cruceros- seguir navegando dos días después del accidente, alegando que ya había obtenido pruebas suficientes para la investigación. Asimismo, parte del “Viking Sigyn” fue repintada en un intento de encubrir y ocultarlos restos de la colisión.

El capitán del crucero de la empresa suiza fue detenido acusado de negligencia e imprudencia. Un tribunal húngaro le ha otorgado la libertad condicional bajo fianza. Según los medios locales, se trata de Yuriy C., un ucraniano de 64 años.

Naufragio en el Danubio

Últimas noticias