MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
04:55
Actualizado
  • 1

Las heridas de las FARC siguen abiertas

Tiempo de lectura 4 min.

30 de enero de 2018. 17:16h

Comentada
29/1/2018

ETIQUETAS

Diana Andrea Gómez, profesora asociada de la Universidad Nacional de Colombia, analiza para LA RAZÓN los últimos episodios de violencia en Colombia, en los que murieron siete agentes de policía en varios ataques en diferentes puntos del país el pasado fin de semana.

Cree que los ataques a policías son muy ejemplo del fracaso de los acuerdos de paz, como sostienen algunos en Colombia? ¿Quién está detrás de esos ataques, disidentes de las FARC, criminales, el ELN?
-Los ataques a policías evidencian que las conversaciones de paz no contemplaron en profundidad la dimensión del fenómeno de violencia que vive el país y las ciudades como escenarios también de violencia. Los distintos actores violentos son diversos en origen (bandas criminales, paramilitares y neoparamilitares, narcotraficantes, otras guerrillas) y ahora son más numerosos, al sumarse las disidencias de las FARC. Con el anuncio de las conversaciones de paz y el cese del fuego de las FARC, a partir de mediados de 2016 los índices de homicidios decayeron ostensiblemente; sin embargo, otros delitos aumentaron como el microtráfico, las extorsiones, los robos y los hurtos. El periodo de conversaciones de paz se constituyó en un espacio durante el cual ganaron terreno y se fueron reacomodando y relocalizando viejos actores, pero se fueron creando también otros nuevos. Todo esto se evidencia especialmente en los municipios que dejaron de ser controlados por la FARC. Allí las disidencias de la FARC y el ELN vienen retomando el control de territorios o luchando por reconquistar dicho poder. Y las muertes de policías son la respuesta a tales demandas.
Así mismo, las ciudades vienen concentrando hechos de violencia: Cali por ejemplo registra hoy el doble de los homicidios al año que registra Sao Paulo, albergando apenas un sexto de la población de la ciudad brasileña. Medellín tiene igual numero de homicidios que Chile. Lo que está en el trasfondo de esta situación de violencia que vuelve a hacerse visible es que el Estado no tiene control del territorio. Esta realidad es prácticamente la misma que aquella previa a las conversaciones de paz.

-Timochenko ha lanzado su candidatura, no parece haber despertado gran entusiasmo. ¿Tendrá un apoyo importante en las elecciones o más bien todo lo contrario?
-
La candidatura de Timochenko no despierta gran interés porque si bien firmó el acuerdo de paz, éste fue con el Gobierno, cuando es otra la postura de buena parte de la sociedad colombiana que no lo considera un actor político legítimo. Las heridas dejadas por la FARC están a flor de piel en la memoria colectiva.

-El asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos está a la orden del día, ¿Quién está detrás de esos ajusticiamientos?

-Los asesinatos a líderes sociales evidencian el Rechazo de sectores de la sociedad colombiana por aceptar que nuevos o renovados actores incidan en la política. Es la muestra fehaciente de la Intolerancia que reina en las diferentes regiones del país. La historia de violencia vuelve a repetirse.

Últimas noticias