MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
13:13
Actualizado
  • 1

Lula, a un paso de ingresar en prisión

Los jueces rechazan los recursos que presentó su defensa contra la condena a doce años de cárcel

  • Acorralado Lula da Silva quiere presentarse como candidato a la presidencia de Brasil este año
    Acorralado Lula da Silva quiere presentarse como candidato a la presidencia de Brasil este año

Tiempo de lectura 2 min.

27 de marzo de 2018. 03:41h

Comentada
Ángel Sastre 27/3/2018

La espada de Damocles se cierne sobre Luiz Inacio Lula da Silva. Los tres magistrados de la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre desestimaron por unanimidad los recursos presentados por los abogados del ex presidente de Brasil y le abrieron así las puertas de la cárcel tras haber sido condenado a doce años por corrupción, aunque el ex mandatario cuenta con un salvoconducto hasta el 4 de abril. Lula no podrá ser apresado al menos hasta ese día, cuando la Corte Suprema prevé analizar un «habeas corpus» presentado por la defensa, y que alega que el encarcelamiento no puede concretarse hasta que se agoten todos los recursos posibles en instancias superiores.

El ex mandatario brasileño (2003-2010) fue condenado el pasado 24 de enero en segunda instancia al ser ratificada la condena dictada en julio pasado por el juez federal Sergio Moro, quien le declaró culpable por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, asociados en ambos casos al escándalo detectado en la empresa estatal Petrobras. En su sentencia, los magistrados del TRF4 determinaron el cumplimiento inmediato de la pena una vez analizadas todas las apelaciones en esa corte, apoyados en una resolución cautelar del Supremo dictada en 2016. Tras el fallo del TRF4, la defensa de Lula presentó lo que se conoce como «embargo de declaración», un recurso en el que se solicita un esclarecimiento de la decisión judicial, pero que no puede modificar el contenido de la sentencia. Esa apelación fue rechazada ayer por los tres magistrados del TRF4, que ratificaron la sentencia y abrieron el camino para que el juez de primera instancia Sergio Moro determine la prisión del líder del Partido de los Trabajadores (PT). No obstante, la defensa de Lula se anticipó y entró con un «habeas corpus» preventivo en el Supremo para evitar precisamente que el ex mandatario pudiera ser detenido una vez el TRF4 concluyese el análisis de los recursos en segunda instancia.

Lula quiere presentarse a las elecciones presidenciales de octubre. En el caso de que consiguiera el estatus de candidato, el proceso judicial seguiría su curso. Y, si finalmente la Justicia da la razón al juez, los votos que haya recibido serán anulados. La legislación brasileña impiden que un condenado en segunda instancia pueda optar a un cargo electivo.

Últimas noticias