MENÚ
lunes 17 junio 2019
04:12
Actualizado

Macron alerta: «El nacionalismo quiere destruir Europa»

El presidente de Francia propone reducir el espacio Schengen

  • Un seguidor de Marion Aubry, candidata de La Francia Insumisa, pinta sobre un cartel de Macron/AP
    Un seguidor de Marion Aubry, candidata de La Francia Insumisa, pinta sobre un cartel de Macron/AP
París.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de mayo de 2019. 21:12h

Comentada
Carlos Herranz.  París. 21/5/2019

A cinco días de las elecciones europeas, Emmanuel Macron ha decidido implicarse de lleno en la recta final de la campaña enviando múltiples mensajes en los últimos días con un enemigo único: “Aquellos que quieren destruir Europa a través del nacionalismo”. El presidente galo ha advertido este martes en una entrevista concedida a varias cabeceras de la prensa regional francesa que existe un riesgo de “dislocación” de Europa y que por ello, estos comicios son “los más importantes desde 1979 porque la Unión Europea se enfrenta a un riesgo existencial”.

El presidente francés ha minimizado los riesgos políticos de implicarse plenamente en el tramo final de la campaña pese a las críticas de la oposición por entender que Macron está rompiendo el equilibrio institucional que le correspondería preservar en estos momentos. “No puedo ser un espectador, sino un actor de esta elección”, ha señalado Macron, que vive de cara al domingo un duro codo a codo en los sondeos con la lista de la ultraderechista Marine Le Pen en una especie de repetición de la segunda vuelta de las presidenciales de 2017 en un país, Francia, donde la abstención podría rebasar el récord del 57% de los anteriores comicios europeos celebrados en 2014. “Si como jefe del Estado dejo que se disloque la Europa que construyó la paz, que trajo la prosperidad, tendré una responsabilidad ante la historia”, ha afirmado el mandatario.

Macron pretende rescatar el ímpetu europeo que lo caracterizó en sus primeros meses en el Elíseo antes de que otras polémicas y crisis lo forzaran a concentrarse en el patio interno. Para ello, su receta incluye una reforma total del espacio Schengen. Macron afirma que “no se protegen suficientemente nuestras fronteras comunes” criticando al mismo tiempo el hecho de que “ya no haya solidaridad” entre los Estados miembros y que existen demasiadas diferencias en el derecho de asilo. Por ello el presidente francés abre la puerta a que ese espacio pueda redefinirse con una talla menor, sin que haya entrado a especificar qué países podrían quedar fuera. En el ámbito de la ecología, la bandera que ha intentando enarbolar en estas últimas semanas, apuesta porque la UE imponga una fiscalidad común al queroseno de los aviones, un combustible que ahora está exonerado de tasas.

También apuesta por una tasa de carbono dentro de la UE para gravar los productos importados que se han producido con criterios menos exigentes que los de la Unión. La iniciativa europeísta que propone el mandatario galo arrancaría con una convención que reúna a los jefes de Estado y Gobierno, así como a la próxima Comisión Europea y a los responsables de la Eurocámara para “definir la estrategia de Europa en los próximos cinco años”.

Últimas noticias