MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
14:47
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Tres muertos en la inauguración de un tren entre Seattle y Portland

El convoy descarrilado llevaba vagones de Talgo y locomotora de Siemens

  • Imagen del tren descarrilado en el sur de Seattle, ayer, a primera hora de la mañana
    Imagen del tren descarrilado en el sur de Seattle, ayer, a primera hora de la mañana / AP

Tiempo de lectura 2 min.

19 de diciembre de 2017. 10:24h

Comentada
Esther S. Sieteiglesias 18/12/2017

El tren 501 de Amtrak estrenaba ayer la ruta desde Seattle (Washington) hasta Portland (Oregón) cuando descarriló al cruzar un puente cerca de Tacoma. Los vagones del ferrocarril cayeron sobre la Interestatal-5, una autopista que las autoridades ya han anunciado que permanecerá cerrada durante los próximos días. Precisamente, la nueva vía intentaba descongestionar el tráfico y acortar el trayecto.

Al menos tres personas murieron y 77 resultaron heridas, cuatro de ellas en estado grave al cierre de esta edición, en el aparatoso descarrilamiento, de acuerdo a los medios locales, que se habían puesto con contacto con los hospitales de la zona. Según informó Amtrak, a bordo del tren –que partió a las seis de la mañana hora local– había 78 pasajeros y cinco miembros de la tripulación. «Acabábamos de pasar Dupont y parecía que entrábamos en una curva», explicó Chris Karnes a la cadena KIRO 7. «De repente, sentimos un enorme balanceo y escuchamos un ruido chirriante. Parecía que íbamos cuesta abajo. Lo siguiente, un golpe contra el asiento delantero y agua saliendo a borbotones. La gente comenzó a gritar», remarcó Karnes, que, además de pasajero ayer, es presidente de la Junta Asesora del Tráfico en el condado de Pierce. «Se supone que las vías de esta línea se mejoraron para que fueran capaces de asumir una mayor velocidad. No estoy seguro de lo que ocurrió en este punto», añadió Karnes. El experto también contó después al rotativo «The Seattle Times» cómo salió del vagón siniestrado. «Junto a otros pasajeros tuvimos que romper una ventana a patadas y después saltar sobre unos matorrales hacia el terraplén de la Interestatal-5. Algunos de los que se quedaron en el vagón respiraban, pero no estaban conscientes», narró Karnes al diario local.

Al cierre de esta edición, las causas del descarrilamiento aún no se conocían. El tren iba a 127 kilómetros por hora. Lo que sí confirmó el departamento del sheriff de Pierce es que los fallecidos estaban en el tren, no en la carretera, pues algunos vagones se precipitaron sobre los vehículos de la I-5 y el descarrilamiento también provocó numerosos frenazos y accidentes múltiples. «A pesar de que hay varios conductores heridos, no hay víctimas mortales». Asimismo, se supo que los vagones del tren habían sido fabricados por la empresa española Talgo, aunque la locomotora es de Siemens. Los vagones son más cortos y de aluminio.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, declaró el estado de emergencia en la zona por el accidente. «El trágico incidente en el condado de Pierce es una emergencia seria y en curso», dijo el gobernador. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió sus «más sinceras oraciones» a las víctimas y agregó que estaba siguiendo la situación «de cerca» en coordinación con las autoridades locales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs