Pakistán detiene a más de 5.000 personas tras el atentado de Lahore

Las fuerzas de seguridad han lanzado una gran operación antiterrorista en la región con 160 operativos de diferentes cuerpos

Varias personas lloran durante el funeral en honor a una víctima del ataque suicida del parque Gulshan Iqbal

Las autoridades paquistaníes realizaron más de 5.200 arrestos y mantienen detenidas a más de 200 personas tras el atentado que el pasado domingo causó al menos 72 muertos en un parque de la ciudad de Lahore.

Las autoridades paquistaníes realizaron más de 5.200 arrestos y mantienen detenidas a más de 200 personas tras el atentado que el pasado domingo causó al menos 72 muertos en un parque de la ciudad de Lahore (este), informó hoy una fuente oficial.

El ministro de Justicia de la provincia del Punyab, de la que es capital Lahore, Rana Sanaullah, indicó en rueda de prensa que la gran mayoría de los detenidos fueron liberados tras ser interrogados y agregó que las fuerzas de seguridad lanzaron una gran operación antiterrorista en la región con 160 operativos de diferentes cuerpos.

Sanaullah precisó que ha habido 5.221 arrestados de los que 5.002 fueron soltados tras un interrogatorio inicial, por lo que 219 permanecen detenidos.

La Policía, las fuerzas especiales y el Departamento Antiterrorista participan en la operación conjunta, indicó el ministro, para detallar que las autoridades regionales pedirán apoyo al Ejército y a las fuerzas especiales de los Rangers si fuese necesario.

Los servicios de inteligencia llevaron a cabo 88 operativos en colaboración con la Policía local, mientras que la Policía paquistaní y el Departamento Antiterrorista realizaron otros 56 y 16, respectivamente.

"Algunos elementos que están tratando de crear agujeros en nuestros esfuerzos conjuntos fracasarán. Esta operación continuará con la misma pasión y pronto toda la nación saldrá victoriosa", aseveró Sanaullah.

Un insurgente de la escisión talibana Jaamat-ul-Ahrar (JuA) se inmoló en un parque de Lahore en la tarde del domingo cuando un gran número de familias se encontraban en el lugar dejando 72 muertos y más de 350 heridos, en el peor atentado en el país desde el asalto a una escuela de Peshawar (norte) en el que murieron 125 niños en 2014.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, prometió ayer en un discurso televisado luchar contra el terrorismo hasta erradicarlo.

Efe