MENÚ
martes 20 agosto 2019
05:19
Actualizado

Pakistán derriba dos cazas indios y escala el conflicto

Jan llama al diálogo a Modi: "Con las armas que tenemos ambos no podemos permitirnos un error de cálculo". Estos ataques son los más graves que tienen lugar desde la guerra que libraron los dos países en 1971

  • Soldados indios llegan al lugar en que ha sido derribado un avión indio. (AP Photo/Mukhtar Khan)
    Soldados indios llegan al lugar en que ha sido derribado un avión indio. (AP Photo/Mukhtar Khan)
Beirut.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de febrero de 2019. 02:09h

Comentada
Ethel Bonet.  Beirut. 27/2/2019

La tensión entre Pakistán e India no deja de aumentar después de que ayer, en un nuevo incidente transfronterizo, las fuerzas paquistaníes derribaran dos cazas indios y capturaran a sus dos pilotos, llevándose a uno de ellos al hospital. En medio de esta escalada militar entre las dos potencias nucleares, Nueva Delhi decidió cerrar cinco de sus aeropuertos comerciales y canceló numerosos vuelos. Del lado paquistaní, la autoridad de aviación civil ordenó el cierre de su espacio aéreo hasta nueva orden.

En un llamamiento al dialogo, el primer ministro paquistaní, Imran Khan, afirmó: «Sentémonos juntos y arreglemos esto dialogando». «Con las armas que tenemos, ¿podemos realmente permitirnos un error de cálculo?», se preguntó el mandatario haciendo referencia a que ambos países son potencias nucleares. India posee entre 80 y 100 ojivas atómicas, entre las desplegadas y listas para usar y las que se encuentran almacenadas. En el caso de Pakistán, su arsenal está entre 90 y 100 ojivas. Sin embargo, según los cálculos de la Federación de Científicos Estadounidenses, Nueva Delhi guarda entre 130 y 140, mientras que Islamabad tendría entre 140 y 150.

La provocación por parte de Pakistán fue en respuesta al ataque aéreo transfronterizo de India, que el martes había bombardeado puntos estratégicos en Pakistán del grupo terrorista Jaish e Mohammad (JeM), autor de la matanza del 14 de febrero en el que murieron cerca de medio centenar de policías indios.

El portavoz del Ejército paquistaní, Asif Ghafoor, afirmó en Twitter que «la fuerza aérea de Pakistán derribó dos cazas indios dentro del espacio aéreo paquistaní». El portavoz precisó que una de las aeronaves cayó dentro de la Cachemira paquistaní y el otro en la zona disputada de esa región. Ghafoor agregó que «un piloto indio fue arrestado por las tropas sobre el terreno». Además, señaló que los cazas indios violaron el espacio aéreo paquistaní después de que Pakistán llevase a cabo bombardeos en territorio indio, sin causar pérdidas humanas o materiales para demostrar su capacidad de autodefensa.

Sin embargo, la versión de Nueva Delhi difiere. El Ministerio de Exteriores indio afirmo que «Pakistán respondió usando su fuerza aérea para atacar instalaciones militares del lado indio» de la frontera tras el ataque aéreo contra «un campo de entrenamiento del JeM en Pakistán». Según el Ministerio, el Gobierno indio decidió atacar el campo del grupo terrorista «en base a pruebas creíbles de que JeM pretendía lanzar más ataques».

Sin embargo, «dado nuestro alto nivel de preparación y alerta», señaló el comunicado, «los intentos de Pakistán fueron evitados con éxito» ayer, agregando que «la fuerza aérea de Pakistán fue detectada y la india respondió al instante». Durante el choque aéreo, «desgraciadamente perdimos un MiG 21 y el piloto está perdido en acción», admitió el Ministerio de Exteriores.

Nueva Delhi acusa a Islamabad de permitir y auspiciar en su territorio grupos terroristas que tienen como fin atacar objetivos indios y promover acciones separatistas entre la población de Cachemira. Tras el atentado del 14 de febrero, India anunció que adoptará «todas las medidas diplomáticas posibles». Como primer paso, el ministro de Finanzas indio, Arun Jaitley, anunció que había retirado a Pakistán el estatus económico de «nación más favorecida» y subido los impuestos a las importaciones paquistaníes en un 200%.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs