MENÚ
jueves 24 octubre 2019
02:11
Actualizado

¿Por qué falló la alarma contra tsunamis en Indonesia?

  •  Vista de las calles devastadas en el área de la playa de Talise en Palu (Indonesia) / Efe
    Vista de las calles devastadas en el área de la playa de Talise en Palu (Indonesia) / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

01 de octubre de 2018. 18:46h

Comentada
Andrés Rojo.  1/10/2018

Mientras iban llegando las desoladoras imágenes de los estragos causados por el tsunami que impactó el pasado viernes en la ciudad de Palu, una pregunta se iba formando en la mente de todos: ¿Como es posible que un país con los recursos de Indonesia no cuente con un sistema de alerta y programas de actuación para minimizar el impacto en la población civil de este tipo de desastres, máxime tras la tragedia ocasionada por la misma causa en 2004 que segó la vida de 226.000 personas? La urgencia de la pregunta se vio acentuada por el hecho de que cuando las tres olas gigantes golpearon la playa de Palu se celebraba en la misma un festival en la misma, lo que hizo que el número se víctimas se multiplicara dramáticamente.

Lo cierto es que el BMKG, la agencia de control meteorológico y geofísico de Indonesia, cuenta con un sistema de alerta temprana compuesto por una red de 170 estaciones sísmicas de banda ancha, 238 acelerómetros y 137 boyas. A todo este equipamiento se deben añadir datos sísmicos de 134 estaciones situadas en países de su entorno. Sin embargo, según Rahmat Triyono, director del BMKG, califica de «muy limitado» el uso que puede hacerse de esa red de sensores porque solo hay presupuesto anual para realizar el mantenimiento de 70 sensores. Además, según ha informado la propia agencia indonesia, la sonda detectora más cercana al epicentro del terremoto se encontraba a 200 kilómetros de distancia.

Pero ha habido otros factores que han contribuido a agigantar la catástrofe. En primer lugar es una axioma básico de la geofísica que los terremotos que generan tsunamis peligrosos son los de desplazamiento vertical de tierra y no los producidos por la fricción horizontal de placas tectónicas como el de magnitud 7,5 del pasado viernes. Esta circunstancia puede explicar que los expertos hicieran saltar la alerta tres minutos después del terremoto... y que la desactivaran tan sólo 30 minutos después. Otro factor fue la boya encargada de medir el cambio en el nivel de las aguas solo detectara una subida de 50 centímetros. «Si hubiéramos tenido una boya más cerca de Palu no cabe duda de que nuestra estimación hubiera sido más acertada. Esto es algo que debemos evaluar para el futuro», afirmó Triyono a medios indonesios.

Además de los inmediatos apagones inutilizaron las sirenas de alarma, el factor que parece haber contribuído de manera más decisiva a que el tsunami pillara por sorpresa a los expertos encargados de alertar a la población fue la propia forma de la bahía al fondo de la cual se sitúa Palu. Según el Hamza Latief, oceanografo del Badung Institu of Technology, la orografía estrecha y alargada de la bahía provoca que cuando un tsunami entra en ella su fuerza destructora se vea multiplicada.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs