MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
03:58
Actualizado

Rohani advierte a Trump: “No intervengáis en el Golfo”

Irán exhibe músculo militar en plena escalada de tensión con EE UU y Arabia Saudí

  • Soldados iraníes durante la parada mulitar en Teherán/Foto: Efe
    Soldados iraníes durante la parada mulitar en Teherán/Foto: Efe
Beirut.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de septiembre de 2019. 20:52h

Comentada
Ethel Bonet .  Beirut. 22/9/2019

ETIQUETAS

En ocasión del 39 aniversario de la guerra de Iran-Irak, el presidente de la República Islámica, Hasan Rohani invocó a los países de la región a cooperar en temas de seguridad para hacer frente a la “amenaza” de Estados Unidos e Israel. El llamamiento de Rohani llega después de que Washington anunciara el despliegue de más tropas en la región, una semana después de los ataques a las referirías saudíes.

“Tendemos la mano a los países vecinos e incluso estamos dispuestos a olvidar sus errores pasados porque hoy la situación es de tal modo que los enemigos del islam y de la región, es decir EEUU y el sionismo (Israel), quieren aprovecharse de la brecha y la división entre nosotros”, declaró Rohani en el discurso inaugural de un desfile militar, en el marco de la Semana de la Defensa Sagrada.

Así mismo, el mandatario iraní anunció que presentará “en los próximos días” en la reunión anual de la Asamblea General de la ONU un plan de cooperación para la seguridad del Golfo, del estrecho de Ormuz y del mar de Omán. “Este año, vamos a Nueva York (sede de Naciones Unidas) con el eslogan de ‘Una coalición por la esperanza’ y la Iniciativa de paz de Ormuz”, indicó Rohani.

La propuesta de “paz regional” iraní pasa por alejar lo más posible a Estados Unidos de Oriente Medio, al considerar que su presencia “siempre ha traído dolor y desgracia” en la región. “Cuanto más lejos estén de nuestra región, más seguridad habrá”, insistió el mandatario iraní, antes de agregar que desde el punto de vista del Régimen la seguridad del Golfo “viene del interior”. “La seguridad del Golfo Pérsico es endógena, la seguridad del estrecho de Ormuz es endógena. Las fuerzas extranjeras son fuente de problemas e inseguridad para nuestro pueblo y para la región”, abundó Rohani.

Mientras el presidente de la república islámica le tendía la mano a sus vecinos del Golfo con mensajes de buena vecindad y cooperación, en las calles de Teherán se exhibía el flamante misil balístico de largo alcance Khorramshahr con una nueva ojiva. Este proyectil puede portar varias ojivas de hasta 1.800 kilogramos y tiene un alcance de 2.000 kilómetros.

Sin duda, la exhibición de su arsenal balístico en el que se incluyó otros 18 misiles, además de una serie de nuevos equipos militares, fue una clara advertencia a EE UU del poderío de la Guardia Revolucionaria Islámica. Además, en el desfile militar se mostró el nuevo sistema de artillería llamado Ha’el, así como la versión casera del sofisticado sistema ruso de defensa antimisiles S-300, apodado Bavar 373.

Irán exhibe su músculo militar en medio de un clima de creciente tensión después del ataque drones contra dos refinerías de petróleo de la compañía estatal Aramco, que hizo que la producción de crudo saudí se desplomara durante varios días casi a la mitad, quedando reducida a 5 millones de barriles diarios. Aunque la acción fue reivindicada inicialmente por los rebeldes hutíes de Yemen, -apoyados por Irán-, tanto Washington como Riad acusan a Teherán de estar detrás de estos ataques, mientras que la república islámica lo niega. Desde entonces, ha aumentado el temor a un enfrentamiento militar entre Estados Unidos e Irán.

La crisis del Golfo centrarán la próxima reunión de la Asamblea de la ONU, en donde las posibilidades de un encuentro cara a cara entre el presidente Rohani y su homologo estadounidense, Donald Trump, se hacen cada día más remotas.

Los anuncios de EE UU de este fin de semana, sobre el envío de más tropas estadounidenses a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (UAE), así como las nuevas sanciones al banco central iraní representan una vuelta de tuerca más sobre Irán, que ha amenazado, a través de la Guardia Revolucionaria, “con destruir” cualquier país que ose atacarles si se demuestra la responsabilidad de Teherán.

Arabia Saudí reiteró de nuevo ayer que los ataques fueron perpetrados con armamento iraní y advirtió de que habrá una “respuesta adecuada” si se confirma la autoría. “Los ataques contra Aramco fueron llevados a cabo con armas iraníes y por ese motivo haremos que Irán rinda cuentas por ello”, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores saudí, Adel al Yubeir en rueda de prensa.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs