MENÚ
sábado 24 agosto 2019
00:45
Actualizado

Rusia bota el “Ural”, un nuevo gran rompehielos atómico

Cuenta con 173 metros de eslora, 34 de manga y una capacidad de desplazamiento de 33.500 toneladas gracias a los dos reactores nucleares RITM-200

  • El “Ural”, el nuevo rompehielos atómico ruso
    El “Ural”, el nuevo rompehielos atómico ruso /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

25 de mayo de 2019. 18:59h

Comentada
larazon.es 25/5/2019

Rusia botó este sábado un nuevo gran rompehielos atómico, el "Ural", llamado junto a otros navíos de esa clase a garantizar en el futuro la navegación por la ruta ártica durante todo el año, informó Rostatom, la agencia nuclear rusa.

"El 'Ural' y otros buques de la clase LK-60Ya juegan un papel clave en nuestro proyecto de navegación por la ruta ártica durante todo el año", declaró en la ceremonia el director general de Rosatom, Alexéi Lijachov.

La botadura se celebró en los astilleros Baltiiski Zavod, en San Petersburgo, según el comunicado de la agencia nuclear rusa.

El rompehielos, el tercero de esta clase (conocida también como Proyecto 22220), tiene 173 metros de eslora, 34 de manga y un desplazamiento de 33.500 toneladas.

El navío puede avanzar a través de capas de hielo de tres metros de grosor sin perder potencia ni velocidad.

El "Ural", al igual que el "Arktik" y el "Sibir", botados en 2016 y 2017, respectivamente, y que entrarán en servicio el próximo año, cuenta con dos reactores nucleares RITM-200.

Gracias su sistema de doble calado, el nuevo rompehielos, cuya puesta en servicio está prevista para 2022, puede ser empleado tanto en el mar como en las desembocaduras de los ríos árticos.

"Nuestro objetivo es garantizar para 2024 un volumen de transporte anual (por la ruta ártica) de 80 millones de toneladas", subrayó Lijachov, quien anunció que para 2027 Rosatom planea ampliar su flota de rompehielos con otros dos navíos de la clase LK-60Ya.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, es un gran promotor de la ruta ártica, que considera clave para el desarrollo las territorios árticos rusos y del extremo oriente del país.

El proyecto federal ruso de desarrollo de la ruta ártica contempla inversiones en infraestructuras por un monto de 734.900 millones de rublos (cerca de 11.400 millones de dólares), más de la mitad las cuales serán aportadas por grandes empresas rusas del sector del gas y el petróleo.

Rusia bota el “Ural”, un nuevo gran rompehielos atómico

Últimas noticias