MENÚ
jueves 18 julio 2019
21:49
Actualizado

Sarkozy se presenta como víctima de una venganza de los Gadafi

El ex presidente francés defiende su inocencia tras ser imputado y arremete contra los magistrados y la Prensa.

  • El ex presidente francés Nicolas Sarkozy abandona el miércoles por la noche la sede de la Policía Judicial en Nanterre tras 25 horas de interrogatorio
    El ex presidente francés Nicolas Sarkozy abandona el miércoles por la noche la sede de la Policía Judicial en Nanterre tras 25 horas de interrogatorio
París.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de marzo de 2018. 00:39h

Comentada
París. 23/3/2018

Nicolas Sarkozy acudió ayer a la televisión para ofrecer su versión de los hechos, el porqué ha sido inculpado por presunta financiación de su campaña electoral en 2007 por Libia. En el informativo de TF1, Sarkozy comenzó hablando de su «profundidad indignación» y para «decir la verdad a los franceses». «En todos los dosieres que han intentado construir contra mí he pasado más de un centenar de horas de interrogatorio», señaló reprochando a los jueces que esta vez decidieran detenerle para interrogarle.

Durante esos dos días, el ex presidente francés no tuvo conocimiento de «ningún elemento nuevo contra mí a parte de las calumnias que corren por las redacciones». También recordó que entre 2012 y 2013 ya estuvo perseguido, porque había intentado supuestamente sacar dinero de la heredera de L’Oréal, un caso que fue sobreseído, y se quejó de ser el único candidato a las presidenciales al que han revisado su campaña «con láser». «Estamos lejos de las alusiones locas de Gadafi y Mediapart sobre los millones que habrían circulado en mi campaña», insistió arremetiendo contra el medio que fue el primero en revelar este affaire.

Sarkozy mostró ante las cámaras un documento de la Policía que había investigado los documentos aportados por Mediapart que dicen, según leyó, que «existe, tras dos años de investigación, una alta probabilidad de que sean falsos». El ex mandatario se queja de que esa nota no haya sido comentado por los medios.

Horas antes, «Le Figaro» ofrecía parte del contenido de las palabras de Sarkozy ante los jueces de instrucción que decidieron inculparle la víspera. El acusado se ofusca de que de las acusaciones de los magistrados se deduzca que ha trabajado para favorecer los intereses libios. «Soy yo quien ha obtenido el mandato de la ONU para bombardear el Estado libio de Gadafi. Sin mi compromiso político, ese régimen estaría todavía en pie». Sarkozy señala que las declaraciones de Gadafi, «y su banda» no comenzaron hasta el 11 de marzo de 2011, cuando recibió a la oposición en el Elíseo.

El miércoles, tras dos largos días de interrogatorios, Sarkozy fue dejado en libertad bajo control judicial e inculpado por corrupción pasiva, financiación ilegal de campaña electoral y encubrimiento de desvío de fondos públicos libios. El juez de instrucción Serge Tournaire, y otros dos magistrados han encontrado elementos graves o concordantes que les han llevado a tomar esta decisión. El primer delito que reprochan al ex jefe del Estado, corrupción pasiva, está castigado hasta con diez años de prisión y 150.000 euros de multa. El desvío de fondos públicos son hasta cinco años de prisión y 375.000 euros de multa, mientras que la financiación ilegal de campaña son tres años de prisión y 45.000 euros de multa.

Sobre el empresario franco libanés Ziad Takieddine que le habría entregado el dinero, aseguró que «ha tomado el biberón del dinero de Gadafi». Y añadió que jamás había tenidoun encuentro con él. « Hoy de todo esto queda la banda Gadafi, el padre, el hijo, el primo, la amante», asestó Sarkozy. Una «banda de mafiosos que me calumnia». «Me costará uno, dos o diez años, pero perseguiré a esa banda y haré que triunfe mi honor», concluyó.

Últimas noticias