MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
07:58
Actualizado

«Solo la presión internacional puede acabar con el chavismo»

Así lo afirma la activista venezolana Rafaela Requesens en una entrevista para LA RAZÓN

  • Rafaela Requesens / Foto: Rubén Mondelo
    Rafaela Requesens / Foto: Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 4 min.

05 de diciembre de 2018. 09:57h

Comentada
Goyo G. Maestro 5/12/2018

Al combativo diputado venezolano Juan Requesens (29 años) lo detuvieron el pasado 7 de agosto en Venezuela bajo la acusación de haber participado en el supuesto magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro. Los agentes del Gobierno se lo llevaron a una de las sedes del Sebin que alberga la cárcel del Helicoide. Cien días después sigue detenido allí, sin pruebas, y tras haber roto su inmunidad parlamentaria, afirma su hermana, la activista estudiantil Rafaela Requesens.

¿Por qué cree que han ido a por su hermano?

Juan siempre ha sido una piedra de tranca para el régimen y por eso lo detuvieron. Juan estuvo encabezando el movimiento estudiantil en 2014. También participó en las protestas de 2017 como diputado. Y a pesar de las amenazas, los golpes y las persecuciones, siguió de frente. El día que se lo llevaron, mantuvo un discurso bastante frontal en la Asamblea Nacional.

¿Se puede convertir en otro caso como el de Leopoldo López?

Sí, no dudo que lo hayan encarcelado para que en una posible negociación Juan sea una moneda de cambio.

¿Qué salida ve a esta situación de crisis en su país?

Como oposición hemos estado en todos los espacios de lucha, en las elecciones, en las manifestaciones y en las negociaciones, pero creo que solo la presión de la comunidad internacional puede acabar con el régimen de Nicolás Maduro. No estamos ante una dictadura común, nos enfrentamos a delincuentes que asesinan, a personas que, al parecer, están ligadas al narcotráfico. Seguiremos alzando la voz y peleando, pero la comunidad internacional no nos puede dejar solos.

¿Apoyarían una intervención extranjera como ha llegado a sugerir el presidente de EE UU, Donald Trump?

Somos demócratas y creemos en la Constitución y en las vías democráticas para acabar con este régimen. Por lo tanto, las presiones que pueda hacer la comunidad internacional dentro de este marco serán bienvenidas.

¿Cuál es la situación del país?

A diario muere un niño por desnutrición. Mueren venezolanos de la mano del hampa, por el hambre, por falta de medicamentos. Faltan insumos médicos en todos los hospitales. El salario medio es de siete dólares. Las universidades se están quedando vacías porque la juventud se está yendo del país o simplemente abandona las aulas para intentar trabajar y ayudar a su familia. Nuestra libertad y nuestra vida están amenazadas en Venezuela. En mi país no se vive, se sobrevive.

¿Pueden protestar los venezolanos ante esta crisis?

No se puede denunciar esta situación, el Gobierno ha sistematizado la persecución a la disidencia. Sin embargo, en cualquier ciudad de Venezuela hay protestas diarias por falta de agua y de luz. Son marchas espontáneas. Se calcula que son entre 1.000 y 1.500 protestas mensuales. El descontento popular se les fue de las manos. ¿La oposición está desmantelada y desunida?

Cada uno tiene una manera de ver la salida del régimen diferente. Hay dirigentes que ya entendieron que tienen que estar unidos para enfrentar la realidad del país, y que por separado logran muy poco. Pero hay algunos que no han entendido aún que los intereses personales tienen que quedar de lado para poder avanzar.

Últimas noticias