MENÚ
jueves 13 diciembre 2018
14:24
Actualizado

Una independencia imposible

Tiempo de lectura 2 min.

07 de febrero de 2018. 01:20h

Comentada
7/2/2018

ETIQUETAS

¿Cuál es actualmente el estado de las relaciones entre Francia y Córcega?

No se puede hablar de relaciones entre Francia y Córcega, puesto que la isla es parte integrante de Francia. Los independentistas utilizan mucho «París» o «el Estado». Ya no hay acciones violentas organizadas por parte de los nacionalistas corsos, lo que de alguna manera les permite exigir a cambio que se satisfagan sus reivindicaciones (en materias como la lengua, la amnistía, la fiscalidad...).

El asunto no ha estado en el centro de la vida política francesa desde hace bastante tiempo. Y las sucesivas reformas durante varias décadas ya han dado lugar a una cierta forma de autonomía. Córcega ya no es un departamento, ni una región, sino una colectividad territorial específica.

¿Podrá Macron apaciguar las ansias separatistas?

Los separatistas son muy minoritarios. Ganaron las regionales en coalición con los «autonomistas», que no quieren abandonar la República. Es ciertamente imposible para Macron pensar en la independencia de Córcega, aunque sí en una mayor autonomía que la actual, ya sea sólo para Córcega o también para ciertas áreas en todas las regiones francesas.

¿Los separatistas corsos se han visto alentados por los acontecimientos vividos en Cataluña?

El caso de Cataluña es muy distinto al de Córcega. ¡Cataluña es la región más rica de España, Córcega es la más pobre de Francia! En términos de población la diferencia también es considerable: millones de personas frente a cientos de miles. ¡Y lo que ha ocurrido recientemente en Cataluña difícilmente puede ayudar a los partidarios de dejar Francia! Los nacionalistas corsos se refieren más bien al estatuto de autonomía de las islas mediterráneas italianas (Cerdeña y Sicilia), y también piensan en Malta o Chipre.

¿Aceptará Emmanuel Macron las reivindicaciones de los dirigentes nacionalistas, quienes ostentan una posición fuerte después de las elecciones?

Macron también está en una posición de fuerza. Como los dirigentes nacionalistas corsos, su elección es reciente y ha sido muy clara. En ambos casos, también apenas existe una oposición capaz de obstaculizarlos. Esto es lo que aporta toda su especificidad a la coyuntura actual.

Profesor emérito de Ciencias Políticas en la Sciences Po. Preguntas de E. S. Sieteiglesias

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs