MENÚ
martes 22 octubre 2019
02:24
Actualizado

Adel Kermiche, uno de los terroristas, un viejo conocido de la policía que quiso viajar en dos ocasiones a Siria

Según informa el diario suizo "La Tribune de Genève", tras su arresto fue devuelto a Francia

Había intentado por dos veces llegar a Siria, la primera por Múnich y la segunda por Ginebra

  • Vecinos de Saint-Etienne-du-Rouvray depositan velas ante el ayuntamiento de la ciudad. En la foto pequeña, Adel Kermiche, uno de los presuntos terroristas.
    Vecinos de Saint-Etienne-du-Rouvray depositan velas ante el ayuntamiento de la ciudad. En la foto pequeña, Adel Kermiche, uno de los presuntos terroristas.
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de julio de 2016. 02:29h

Comentada
Madrid. 26/7/2016

Adel Kermiche ha sido identificado por las autoridades francesas como uno de los dos terroristas del Estado Islámico que este martes han atacado la iglesia Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía, acabando con la vida del padre Jacques Hamel, según ha informado el fiscal general, François Molins.

Molins ha contado que Kermiche, originario de la región gala de Seine-Maritime, era un conocido de las fuerzas de seguridad porque intentó viajar a Siria hasta dos veces. "El 13 de mayo de 2015 fue localizado y detenido en Turquía", estuvo en prisión preventiva hasta el 18 de marzo de 2016 y ahora estaba bajo vigilancia electrónica, ha detallado.

"La identificación del segundo terrorista aún está en curso", ha añadido en una comparecencia pública en la que ha aportado los primeros datos de una investigación que --ha subrayado-- todavía está en marcha, según informa la prensa gala.

El jefe del Ministerio Público también ha revelado que "un menor ha sido detenido y puesto bajo custodia". Se trata "del hermano de un individuo que ha viajado al extranjero con los papeles de un terrorista", ha explicado.

Según informaciones del diario suizo "Tribune de Genèved" Kermiche es un ciudadano francés de 19 años y habría intentado dos veces llegar a Siria supuestamente para alistarse en el Estado Islámico, la primera vez a través de Múnich y la segunda vía Ginebra. Tras su detención, pasó algunos días en la prisión de Champ-Dollon hasta que fue extraditado a Francia acusado de asociación de malhechores para preparar actos de terrorismo.

Una vez en Francia permaneció encarcelado un año y había recuperado la libertad en marzo de este mismo año. De hecho, llevaba un brazalete electrónico, un dispositivo cuyo objetivo es tener localizado a su portador y que se usa sobre todo para personas que cumplen penas de prisión en su domicilio. Normalmente, deben permanecer en un lugar fijado -su casa o el lugar en que se aloja- durante unas horas concretas. Si sale de su casa fuera de las horas establecidas, el servicio de vigilancia penitenciaria es advertido por una alarma.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs