MENÚ
sábado 26 mayo 2018
16:16
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Oxfam y las orgías de Calígula en Haití

La ONG pactó la dimisión de tres de ellos y despidió a cuatro trabajadores más implicados

  • El devastador terremoto acabó con la vida de 220.000 personas
    El devastador terremoto acabó con la vida de 220.000 personas

Tiempo de lectura 4 min.

10 de febrero de 2018. 16:22h

Comentada
Celia Maza Madrid. 9/2/2018

Todo empezó con un e-mail en julio de 2011. Paul Caney, de la división de Oxfam en el Caribe y América Latina, advertía a la entonces directora ejecutiva de la organización, Dame Barbara Stocking, de la visita de una persona con información muy importante sobre los trabajadores que estuvieron en la misión en Haití. En enero de 2010, un terremoto dejó 220.000 muertos, 300.000 heridos y 1,5 millones de personas en la indigencia. Oxfam tenía un fondo de 79 millones de euros para ayudar a un país pobre y devastado. Pero, mientras la gran mayoría de los 230 cooperantes desplegados en la zona trabajaban sin descanso en las operaciones de rescate, algunos de los responsables se dedicaban a organizar fiestas con prostitutas en las casas pagadas por la organización.

En septiembre de 2011, Oxfam anunció el despido de algunos de sus empleados por conducta inapropiada. En aquel momento, tan sólo se especificó que los problemas no se referían a fraude sobre su presupuesto de ayuda. No se revelaron más datos. Pero el rotativo «The Times» publicó ayer todos los detalles de la investigación interna en una portada que causó estupor a ambos lados del Atlántico. La ONG, que recibe 340 millones de euros al año entre fondos de Gobierno británico y donaciones públicas, reconoció ayer que varias personas estuvieron involucradas en estos hechos, pero negó que se hubiera querido ocultar la información.

Según el rotativo, las investigaciones destaparon que el director de la organización para el país, el belga Roland van Hauwermeiren, de 68 años, había contratado a jóvenes prostitutas y las había invitado a la villa alquilada por Oxfam con fondos procedentes de donaciones. Stocking, en lugar que despedirle, le ofreció «una salida gradual y digna» a cambio de que cooperara en la investigación interna. Van Hauwermeiren renunció así a su puesto sin ni siquiera una acción disciplinaria.

Tras la publicación del informe, dos directivos más dejaron la organización por haber contratado a prostitutas, por acoso y por mentir en sus currículos. Otros cuatro fueron despedidos por conducta inapropiada, que incluía «contratar a prostitutas en las propiedades de Oxfam» y no proteger su equipo del «material pornográfico e ilegal» que fue encontrado en un ordenador de trabajo.

El periódico británico contactó con varias personas que confirmaron este tipo de fiestas organizadas en Puerto Príncipe. «El grupo vivía en una casa de huéspedes alquilada por Oxfam a la que llamaban ‘apartamentos rosados’ y ‘la casa de putas’», confirmaba una fuente que asegura que uno de los residentes de la vivienda le enseñó imágenes de una orgía que guardaba en el móvil. Según «The Times», Oxfam no habría tenido constancia de estas imágenes. «Organizaban grandes fiestas con prostitutas. Iban medio desnudas, era como una orgía de Calígula completa. Fue increíble. Fue loco. En una fiesta había al menos cinco niñas y dos de ellas tenían camisetas blancas de Oxfam. Estos hombres solían hablar sobre la celebración de ‘barbacoas de carne joven’», aseguró.

El código de conducta de Oxfam prohíbe a sus trabajadores pagar por sexo. Por otra parte, la prostitución es ilegal en Haití y la edad del consentimiento son los 18 años. Pero, según «The Times», la ONG no informó a las autoridades locales de los hechos porque «era extremadamente improbable que se tomara alguna medida». Ninguno de los acusados ha sido arrestado o se enfrenta a cargos criminales.

La organización asegura que informó a la Comisión de ONG en Reino Unido sobre la conducta sexual inapropiada de sus empleados. Pero el regulador aclaró que nunca recibió el informe final de la investigación y Oxfam «no detalló las acusaciones precisas, ni hizo ninguna indicación de posibles delitos sexuales que involucraran a menores». La ONG niega que haya encubierto este caso para proteger su reputación. «Oxfam gestiona las acusaciones de mala conducta con una seriedad extrema», declaró un portavoz. La organización admite que hubo acusaciones de que había involucradas chicas menores de edad, pero mantiene que «no fueron probadas». «Varios miembros del personal fueron despedidos como resultado de la investigación y otros dejaron la organización antes de que ésta se completara», indicó el portavoz de Oxfam.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs