MENÚ
lunes 19 agosto 2019
00:09
Actualizado

Vox se sentará con los flamencos que apoyan a Puigdemont

El partido de Abascal rechaza sumarse al grupo euroescéptico capitaneado por Salvini y Le Pen.

  • Le Pen se saca un «selfie» con un eurodiputado de la ultraderecha belga / Reuters
    Le Pen se saca un «selfie» con un eurodiputado de la ultraderecha belga / Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

14 de junio de 2019. 04:41h

Comentada
Mirentxu Arroqui 14/6/2019

ETIQUETAS

Vox ha resultado inmune a los cantos de sirena de Le Pen y Salvini. A pesar de las maniobras seductoras de los dos políticos ultras, la formación española se suma a la lista de aquellos que han dado calabazas al proyecto de intentar crear un partido único a la derecha del Partido Popular Europeo. Después de que en rueda de prensa la formación de ultraderecha reconociera ayer su fracaso a la hora de fichar a Vox, el partido de Santiago Abascal confirmó horas después su adhesion al grupo euroescéptico liderado por los conservadores polacos de Ley y Justicia, formación denominada Conservadores y Reformistas Europeos (CRE) y que también cuenta entre sus filas a los «tories» británicos. No era ningún secreto que Vox estaba en conversaciones con esta formación, ya que este grupo fue el anfitrión del secretario general, Javier Ortega Smith, en un acto organizado en el hemiciclo europeo en marzo. El gran obstáculo para que Vox se uniera a CRE era la presencia en sus filas de la independentista Nueva Alianza Flamenca (NVA), los valedores de Carles Puigdemont en Bélgica

Como referencia a este punto polémico, el comunicado de Vox señala que el copresidente de CRE, Ryszard Legutko, se ha comprometido en una misiva «al respeto a la integridad constitucional, democrática y soberana y la independencia de los Estados miembros». Según Vox, en la misma carta se afirma que los integrantes de esta familia política «no participan ni promueven, bajo el amparo del grupo, actividades que cuestionan la política interior, la Constitución o la integridad soberana de otro Estado miembro». En cuanto a NV-A, el partido de Abascal asegura a LA RAZÓN que no tiene constancia de que siga en CRE, al que ha pertenecido la última legislatura. Vox reitera en su comunicado su compromiso en «conseguir la unidad de todos los partidos que en Europa quieren enfrentarse al consenso izquierdista, el mundialismo antieuropeo y las intenciones de borrar la identidad cristiana de Europa».

Antes del comienzo de la nueva legislatura el día 2 de juio, ayer fue la puesta de largo del nuevo grupo liderado por Salvini y Le Pen y rebautizado como Identidad y Democracia. Contará con 73 eurodiputados de nueve países diferentes, frente a los sólo 36 representantes de la pasada legislatura. A pesar de este fuerte incremento debido a la pujanza de partidos como la Liga de Salvini. que en la anterior legislatura tenía una presencia residual, el objetivo queda muy lejos de los propósitos iniciales de construir un gran grupo con 245 diputados que pudiera bloquear el funcionamiento del hemiciclo. A pesar de esto, Le Pen está dispuesta a llegar a acuerdos con otras fuerzas euroescépticas para formar una mayoría soberanista de 200 eurodiputados que pueda remar a contracorriente de las propuestas para una mayor integración europea. Los partidos euroescépticos y eurófobos continuarán diseminados en tres partidos diferentes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs