Diego Martínez, alicaído tras la eliminación del Granada de la Copa del Rey.

Diego Martínez dice que “el consuelo” tras la eliminación “nunca va a llegar”.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, consideró este sábado que “el consuelo” tras la eliminación copera sufrida por su equipo el pasado jueves ante el Athletic Club “nunca va a llegar”, pero resaltó que tienen que ser “inteligentes” y “aprovechar lo bueno” que les dejó ese encuentro, empezando por el partido de este domingo en el campo del Levante.

"El jueves hicimos un partido espectacular con unas prestaciones magnificas y nos quedamos a unos minutos de una final de Copa. Esto es un juego y a veces los detalles te dan o te quitan. A partir de ahí a pensar en el Levante, seguir adelante y aprovechar todas las cosas tan buenas que llevamos haciendo esta temporada", dijo en una rueda de prensa.

"El consuelo nunca va a llegar, no hay consuelo tras el hecho de poder llegar a una final y no hacerlo. Hay que ser inteligentes y aprovechar lo bueno que nos ha dejado la eliminatoria, esa exaltación de granadinismo y tener a unos jugadores que nos llevan a cotas inimaginables", añadió.

Diego Martínez reconoció que le hubiera gustado "tener más tiempo" para preparar el choque ante el Levante pero que "el equipo nunca pone excusas y siempre quiere competir", por lo que viajan "con la ilusión de conseguir tres puntos más".

El preparador explicó que "es una realidad el desgaste emocional y mental" que tuvo el equipo el jueves en el partido de Copa pero que eso "incrementa las posibilidades para el futuro" porque "hay equipos y profesionales que no viven momentos así en toda su carrera".

Sobre el Levante comentó que "está fuerte en casa", donde "ha ganado a equipos muy importantes, a los que son de otro planeta aunque jueguen en la misma liga".

"Juega muy bien al fútbol, tiene calidad, talento, tiro desde fuera del área y tiene mucho mérito lo que hace porque genera bastante en sus partidos. Tienen velocidad, jugadores de buen pie y gente con experiencia, es un muy buen equipo", añadió Diego Martínez, quien no espera un bajón de su equipo tras la eliminación copera.

"Estos jugadores han demostrado ambición y humildad en cada partido. Cada vez que nos hemos puesto esta camiseta es para competir cada partido como si fuese el último y va a seguir siendo así hasta el final", sentenció.

El preparador granadinista cree que tienen "doce partidos por delante apasionantes", advirtió de que, pese al cansancio o las bajas, "las señas de identidad no van a variar" y afirmó que "el incremento de jugadores aumenta la competencia interna".

“Lo importante aquí es el equipo. No nos hemos quejado cuando ha faltado gente y hemos seguido compitiendo y sacando muy buenos resultados, por encima de la realidad económica en que estamos. Nadie es más importante que el equipo”, insistió.