Deportes

El Benito Villamarín volverá a acoger público un año después

El público podrá regresar al Benito Villamarín para un partido del filial del Betis.

Los jugadores del Barcelona en el estadio Benito Villamarín.
Los jugadores del Barcelona en el estadio Benito Villamarín.MARCELO DEL POZOREUTERS

El estadio Benito Villamarín volverá a acoger público un año y seis días después de su último partido con aficionados en las gradas, un Betis - Real Madrid jugado el 8 de marzo de 2020, con un encuentro del filial verdiblanco y el Linares Deportivo, de Segunda división B, al que podrán asistir un máximo de 800 espectadores.

El club andaluz anunció este martes en su web que abrirá sus recintos deportivos a los béticos en todas las competiciones profesionales que permitan la asistencia de público, medida que “arrancará excepcionalmente” con la apertura del Villamarín para el Betis Deportivo - Linares Deportivo del próximo domingo (17.00 horas), con un puesto para la fase de ascenso a Segunda división en juego.

El Betis explicó que, teniendo en cuenta la capacidad del estadio (unas 60.000 localidades) y las restricciones impuestas por la Junta de la Andalucía debido a la pandemia, el aforo para este encuentro queda limitado a 800 espectadores.

Los abonados béticos que deseen asistir a este partido, para el que se habilitará la Grada Baja de Fondo para ese reducido número de aficionados, pueden solicitar su entrada a partir de este martes a las 15.30 horas en la web abonados.realbetisbalompie.es, marcando la pestaña 'Solicitud de entradas'.

Reservadas exclusivamente para los abonados, se podrán solicitar individualmente o en grupos de hasta cinco personas y el criterio que regirá el reparto será la antigüedad, para lo cual se realizará una media aritmética entre los números de abonados de todos los integrantes del grupo, independientemente de la edad de cada uno, precisó la entidad.

El plazo para inscribirse finalizará el próximo jueves a las 12.00 y unas horas más tarde el club notificará a todos los solicitantes el resultado del reparto a través de mensajes SMS, y estas localidades serán nominativas, intransferibles y gratuitas.

Los socios que consigan entrada y finalmente no puedan acudir al partido deberán notificarlo con la debida antelación a través de la Oficina de Atención al Bético, mientras que aquellos no hagan uso de su localidad serán penalizados con 5 euros que se restarán del saldo que tengan con el club tras la campaña de abonados.

Los seleccionados para asistir al Betis Deportivo - Linares quedarán excluidos para las siguientes citas del Betis Deportivo, hasta que todos los abonados hayan tenido la oportunidad de acudir a un encuentro, aunque sí podrán solicitar su entrada para partidos del Betis Futsal y del Betis Féminas, en los que se seguirá el mismo procedimiento.

Las entradas serán enviadas por SMS, se deberán mostrar con el teléfono móvil a la llegada al estadio junto al DNI y en ellas figurará la hora de acceso y el turno de salida, según el club, que puntualizó además que no estarán disponibles los servicios de restauración por la normativa vigente de lucha contra la pandemia de COVID-19.

La última vez que se disputó un encuentro con público en el Benito Villamarín fue la noche del domingo 8 de marzo del año pasado, justo antes de que el siguiente semana decretara el estado de alarma por el coronavirus.

Fue un Betis - Real Madrid que cerró la vigésima séptima jornada de LaLiga Santander 2019-20, el último partido liguero de Primera división que se ha disputado desde entonces con aficionados en las gradas y en el que el equipo del barrio de Heliópolis venció por 2-1 al conjunto madrileño.