Deportes

Emotivo recuerdo del Betis al fallecido Griguol

El Betis recuerda cercanía, sencillez y profesionalidad de Carlos Timoteo Griguol.

Carlos Timoteo Griguol
Carlos Timoteo Griguol durante su etapa como entranador del Betis.Real Betis

El Betis ha mostrado este jueves “su máximo pesar” por el fallecimiento del técnico argentino Carlos Timoteo Griguol, entrenador bético durante veintiséis partidos en la temporada 1999-2000 y a quien ha recordado por su cercanía, sencillez y profesionalidad en una época de “importantes convulsiones” en el club.

Griguol, quien ha muerto en Buenos Aires a los 86 años, fue presentado como entrenador del Betis el 8 de julio de 1999 en lo que era su primera experiencia profesional fuera de Argentina, donde se le consideraba un maestro de los banquillos tras pasar desde 1971 por los de Rosario Central, River Plate, Ferrocarril Oeste y Gimnasia y Esgrima La Plata.

Inconfundible por su gorra, Griguol, según destaca el Betis en su web, se reveló desde muy pronto como un hombre cercano, que marcó su hoja de ruta al señalar que no toleraría el desorden, que trabajaría por afianzar la defensa y que les pediría a sus jugadores que cuidaran su vida privada.

También recuerda el club que algunas de sus manifestaciones en las ruedas de prensa fueron igualmente muy comentadas, como en aquella ocasión en que compareció en un partido con una corbata negra estampada de balones y declaró que esas pelotitas le habían dado a él y a su familia todo lo que tenían.

Tras 22 partidos de Liga y 4 de Copa del Rey, fue destituido el 30 de enero de 2000, renunció a una de las dos temporadas que tenía firmadas “y se marchó sin una mala palabra”, subraya el Betis, quien agrega que su paso por el Villamarín “fue efímero y sin huella alguna, pero siempre se le recordará por su carácter afable, por su sencillez y por las enormes dificultades con las que hubo de trabajar”.