• 15 años de la boda de Felipe y Letizia; las anécdotas para recordar

15 años de la boda de Felipe y Letizia; las anécdotas para recordar

Los Reyes de España cumplen 15 años de casados y para celebrarlo recordamos algunas anécdotas del enlace que puedes ser que aún desconozcas

¡Qué vivan los novios y que vivan los Reyes! Y es que cómo pasa el tiempo, que parece que fue ayer aquel 22 de mayo que todos estábamos pendientes de cada detalle de la boda real, de descubrir el vestido de Letizia... ¡Y hoy ya han pasado 15 años! Por eso vamos a aprovechar para recordaros o descubriros diferentes detalles alrededor de la gran boda real que a lo mejor a día de hoy aún desconocéis:

15 años de la boda real, las anécdotas de Letizia y Felipe

- Esta anécdota seguro que la recordáis, ya que fue una de las más sonadas; la ausencia de la ceremonia de Ernesto de Hannover a causa de una resaca, y es que una mala noche la tiene cualquiera. Pero es que Ernesto ya es reincidente.

- ¿Quién no se acuerda del inoportuno diluvio? Letizia quiso agotar el tiempo para recorrer la alfombra roja con su padre del brazo pero el inoportuno diluvio al llegar la novia hizo que la metieran en el Rolls Royce al grito de “¡rápido, al coche, al coche!”. Pero ya lo dicen, novia mojada, novia afortunada.

- Lo que pocos conocen es que además de la lluvia, Letizia sufría las secuelas de una infección de garganta que le había provocado fiebre bastante alta. A causa del resfriado, los días previos a la boda adelgazó y por eso el vestido nupcial no le encajaba del todo. Pero no le quedaba otra y aguantó como una jabata, luciendo sonriente y de lo más guapa vestida de novia.

- Los invitados no pudieron llegar al palacio caminando por la alfombra roja desde La Almudena, pues estaba totalmente inundada y hubo que trasladarles en autocares. El resultado fue que llegaron todos a la vez y no sólo desbordaron a los camareros, si no también las colas de los baños para retocarse.

15 años de la boda real, las anécdotas de Letizia y Felipe

- Todo este retraso hizo que el almuerzo, servido por el restaurante Jockey, comenzara tardísimo, casi a las tres y media de la tarde y fuera insólitamente breve, de poco más de una hora de duración.

- ¡Alarma! A las 17.50 horas, sin que se hayan desvelado aún los motivos, saltaron las alarmas aéreas en la capital, provocando un susto de muerte en los servicios de seguridad.Desde la base de Cuatro Vientos, despegaron inmediatamente dos helicópteros con tiradores de élite para patrullar el cielo de Madrid y neutralizar lo que en realidad fue una falsa alarma. ¿Qué pasaría?